Testamentos y herencias

Testamentos y Herencias: el derecho a heredar en España

El testamento y la herencia en su conjunto, son parte del llamado derecho hereditario en nuestro país. En Ius & Lex abogados, gracias a nuestros abogados expertos en herencias, hemos solucionado una enorme cantidad de conflictos gracias a nuestra capacidad de negociación y los años de experiencia en esta materia.

En relación al testamento, debemos señalar que se viene a regular por el llamado derecho hereditario. Este derecho, altamente complejo, está formado por el conjunto de normas jurídicas reconocidas en nuestro ordenamiento jurídico que regulan aspectos tan importantes como: los tipos de testamento, la capacidad de heredar de las personas, el modo en que se puede heredar, la formas de la herencia, la sucesión hereditaria, la masa hereditaria, su determinación y, en general, las formas de heredar en España (lo que de manera general se conoce como “los testamentos, las herencias y las sucesiones”).

El testamento: ¿Qué es el testamento? ¿qué tipo de testamentos existen?

El testamento, desde un punto de vista formal, es el documento o instrumento jurídico en el que la persona determina y ordena cómo deberá repartirse su patrimonio, entre aquellos herederos que determine la Ley o la voluntad del testador. Muchas veces saber qué es el testamento y los tipos de testamento que existen, ayuda a comprender a los herederos qué determinó su familiar o la persona que legó algo para ellos.

No son pocos los conflictos sobre cómo testar adecuadamente para evitar conflictos una vez que ha fallecido la persona querida, cuya voluntad a la hora de hacer testamento, se ve puesta en entredicho.

Una vez vista esta pequeña introducción, vamos a analizar los tipos de testamento o clases de testamento.

Tipos de testamento o clases de testamento: ¿qué formas puede tener el testamento?

En relación a los tipos de testamento o clases de testamento, nuestro ordenamiento jurídico deja la puerta abierta, pero siempre con una motivación, a ofrecer diversas maneras de otorgar testamento por parte de la persona que lo requiera.

No podemos olvidar que nuestra tradición en derecho hereditario, viene determinada por la normativa contenida en nuestro Código Civil y que un estudio cuidadoso de la casuística, es la mejor manera de asesorarse en materia de derecho sucesorio. Una vez visto esto, podemos determinar los tipos de testamento y sus clases, en la siguiente lista: testamento común (abierto, ológrafo o cerrado) y el testamento especial (militar, marítimo o en país extranjero)

El testamento común: el testamento abierto, ológrafo o cerrado

En nuestro ordenamiento se entiende por testamento común, lo que tradicionalmente se ha venido otorgando a la hora de hacer testamento. Tal vez la diferencia se vea mejor una vez se entienda qué casos son los que están sujetos al llamado testamento especial. Vamos a ver cada uno de los testamentos comunes.

El testamento abierto o testamento abierto notarial

El testamento abierto o testamento abierto notarial, es aquel que se otorga en la mayoría de las ocasiones y siempre ante Notario. La persona o testador, hace constar mediante la oportuna escritura pública y en presencia del Notario, cómo desea disponer de sus bienes o como lograr sus intenciones a la hora de testar en determinadas personas. Nuestro Derecho ofrece muchas posibilidades y la figura del Notario en este caso es fundamental para que el testamento abierto esté bien estructurado, así como el consejo en materia fiscal y de tributación.

Testamento abierto
Testamento abierto

Algunas ventajas evidentes de acudir a un Notario para hacer testamento son: el consejo del Notario a la hora de determinar qué se va a testar y cómo se va a hacer, la escritura pública tiene un número de protocolo que siempre estará disponible tanto para el testador como para los herederos, si usted no sabe leer o escribir el Notario trasladará por escrito sus deseos, es sencillo de aplicar una vez fallecida la persona.

Por otra parte, el precio de un testamento abierto es asequible para cualquier persona y no deja lugar a la duda en caso de conflicto sobre su contenido al contar con la oportuna “fe notarial”.

¿Qué necesito para hacer testamento ante Notario?: otorgar testamento ante Notario es sencillo gracias a la labor y experiencia de la notarías. Póngase en contacto con la notaría que guste, pues tiene derecho a la libre elección de Notario, y le pedirán que acuda con su D.N.I. y con determinada información o escrituras sobre los bienes que desea testar. El precio de un testamento abierto suele rondar los 100 € aproximadamente.

El testamento ológrafo: requisitos y caducidad

El testamento ológrafo sigue siendo muy controvertido. Nuestro Derecho no impone exigencias en cuanto a su manera de otorgamiento o requisitos. Podrá otorgar testamento ológrafo cualquier persona mayor de edad, con su capacidad de obrar intacta, en cualquier medio escrito de su puño y letra. Con la utilización de una hoja de papel, podrá otrogar testamento ológrafo.

Es importante señalar que la persona encargada de custodiar el testamento ológrafo (en este caso no será un Notario), deberá depositarlo en el plazo de diez días desde que conociera el fallecimiento del testador, en un Notario.

La figura de la persona encargada de custodiar el testamento es de vital importancia, pues no solamente asume la responsabilidad de depositar el testamento ante Notario para su correspondiente elevación a público, sino que también será responsable de los daños y perjucios que pudiera producir su negligencia a los herederos.

La ineficacia del testamento ológrafo

La ineficacia del testamento ológrafo viene determinada por la falta de elevación a público durante los diez días señalados anteriormente. Es cierto que la presencia del Notario en la protocolarización del testamento es fundamental y no podemos olvidar que este servidor público es el único que puede dar fe de lo que en el testamento aparece (no entramos en la fe procesal).

Debemos tener en cuenta también que pueden existir causas de nulidad del testamento ológrafo, las reconocidas por la Ley ,serán aquellas en las que concurran cualquiera de los siguientes hechos: 1.-) que el otrogante sea persona menor de edad, 2.-) que no se encuentre firmado o autografiado, 3.-) que no tenga fecha de otorgamiento.

Podemos decir que estas serían las causas de nulidad para un testamento ológrafo, sin entrar a valorar aquellas que afecten al consentimiento del testador a la hora de otorgar el testamento.

Ventajas del testamento ológrafo

En nuestra opinión las ventajas del testamento ológrafo son pocas, por no decir ninguna. En primer lugar la seguridad del otorgamiento de un tesmanto ante Notario es completamente indiscutible. Esta seguridad viene dada por la total conservación de la ultima voluntad y por la facilidad en el otorgamiento.

El testamento cerrado: requisitos y ventajas

El testamento cerrado es la manera de testar más secreta reconocida por nuestro ordenamiento jurídico. Si usted desea testar sin que nadie conozca el contenido del mismo (incluído el Notario), esta es la manera más “secreta” de hacerlo.

Para otorgar testamento cerrado, deberá escribir sus últimas voluntades en un documento que forzosamente deberá contener: expresión de la fecha, lo que usted desee testar y firma. Una vez realizado, tendrá que acudir al Notario con dicho documento en un sobre cerrado y el Notario se ocupará de su custodia.

Haciendo un breve análisis de los requisitos del testamento cerrado, estos deben ser:

.- Requisitos subjetivos:

a.-) La persona que pretenda otorgar testamento cerrado, deberá poder hacer en relación con el art. 633 de nuestro Código Civil.

b.-) Deberá saber leer forzosamente según obliga nuestro Código Civil en su artículo 708.

c.-) Por supuesto deberá saber escribir.

.- Requisitos formales: en relación a los requisitos formales a la hora de otrogar testamento cerrado, podemos dividir los requisitos en,

a.-) Preparación del testamento cerrado y otorgamiento del mismo.

El testador deberá escribir sus últimas voluntades de manera personal. En caso de que otra persona sea la que debe escribir por él, se deberá justificar en el mismo cuerpo escrito la razón que imposibilita que este pueda hacerlo de su puño y letra. En todo caso deberá firmar todas las páginas del mismo y firmando al final.

b.-) El otrogamiento.

Dado que el otorgamiento es cerrado, una vez cumplido el proceso de preparación, deberá introducirse dentro de un sobre u otro elemento (cubierta de cartón o papel completamente opaco) del que no se pueda extraer sin dañar o romper dicho elemento.

El propio testador deberá comparecer ante el Notario para entregarle el sobre cerrado.

Deberá comunicar en esa entrega si el testamento ha sido escrito de su puño y letra o ha sido otra persona quién lo ha hecho por él o ella. En todo caso, de manera formal, deberá informar que dicho documento contiene sus últimas voluntades.

En caso de ser solicitado por el Notario o por el concurrente, se podrá solicitar la presencia de dos testigos que estarán presentes en el acto de entrega y en la firma del acta.

c.-) La custodia del testamento.

El testamento cerrado podrá ser custodiado por el propio testador, un tercero o depositado en el Notario hasta que sea solicitado por los herederos o interesados.

d.-) Apertura del testmento cerrado.

En cualquier caso, el testamento quedará debidamente registrado en el Registro de Últimas Voluntades. Una vez fallecida la persona, se deberá solicitar al juez competente (en este caso hablamos de una acción propia de la Jurisdicción Voluntaria). El juez autorizará la apertura y la posterior protocolarización ante Notario.

Los testamentos especiales: el testamento marítimo, el militar y el hecho en un país extranjero

Si bien es cierto que los testamentos especiales son algo extraño, no podemos dejarlos de lado en este artículo, aun corriendo el peligro de extendernos demasiado (si no está interesado en ellos, puede continuar leyendo). Los testamentos especiales son: el testamento marítimo, el militar y el hecho en país extrajero.

Vamos a analizar cada uno de estos tipos de testamento.

El testamento marítimo: su especial naturaleza.

El testamento marítimo se puede otorgar en los casos en los que el testador se encuentre a bordo de una embarcación y de viaje marítimo. No son tan poco frecuentes como podamos pensar. Una curiosidad, podrá otorgarse de cualquier manera reconocida en derecho en caso de naufragio.

La única distinción ante la persona que escuchará al testador y dará fe de lo que otroga es si la embarcación es militar o nos encontramos ante un buque mercante.

.- Embarcación militar: se otrogará ante el llamado “Contador” de la embarcación y siempre en presencia de dos testigos idóneos.

.- Embarcación mercante: se otrogará testamento ante el Capitán de la embarcación y también en presencia de dos testigos que deberán ser considerados idóneos.

Requisitos en el otorgamiento del testamento marítimo

Entre los requisitos para el otorgamiento del testamento marítimo, debemos destacar dos muy importantes:

1.-) Deberá contar en cualquier caso con la presencia de dos testigo idóneos: estos dos testigos deberán ser elegidos entre la tripulación del barco o entre los pasajeros del buque. No podrán tener interés alguno en la herencia.

2.-) La obligación de custodia del testamento recaerá sobre el Contador o el Capitán, que deberá reflejar en el Diario de Navegación el otorgamiento. Dicho testamento deberá custodiarse hasta la llegada al primer puerto en el que se pueda entregar al Cónsul de España en el país. Deberá entregar: el testamento, la copia del Diario de Navegación y el certificado de fallecimiento (en caso de que la persona falleciera).

3.-) La apertura de los testamentos marítimos es competencia del Ministerio de Marina (en la actualidad su denominación ha variado) quién dará apertura del mismo y lo protocolarizará.

El testamento militar

El testamento militar es nuestro segundo tipo de testamento extraordinario. Podrá otrogarse en tiempo de guerra o si el testador se encuentra involucrado en una acción bélica. Siempre deberá otorgarse ante oficial (como mínimo Capitán a ser posible) y deberá contar también con dos testigos.

Como dato curioso del testamento militar, podrá otrogarse para los casos en los que se esté herido o en peligro de muerte ante el facultativo que atienda al herido o ante el Capellán. En cualquier caso, deberán protocolarizarse solicitando la autoridad militar competente esto ante el juez.

El testamento hecho en páis extrajero: la importancia del testador desplazado

El testamento hecho en país extrajero es, también, menos extraño de lo que nos pueda parecer. Debemos distinguir dos situaciones en las que el testador se puede acoger. Por un lado será posible que el testador otorge testamento en base a las leyes del país en el que se encuentre (los que incluye embarcaciones y aeronaves) o bien testar conforme a las leyes españolas.

Es importante señalar, que los testamentos hechos en país extrajero no tendrán eficacia si su modalidad no se encuentra amparada por nuestro ordenamiento jurídico, como ejemplo podemos poner el testamento mancomunado que se da en algunas legislaciones extranjeras.

Una vez vistos los tipos de testamentos posibles y como pueden afectar a la herencia o a los sucesores, es hora de ver qué pasa si no hay testamento y el fallecido lo hace si haber testado u otorgado ninguno de los testamentos anteriores.

¿Qué pasa si no hay testamento? ¿quiénes son los herederos de una persona sin testamento? El orden de sucesión de la herencia.

Una de las preguntas más comunes para los abogados expertos en herencias es, ¿qué pasa si no hay testamento? ¿quiénes son los herederos de una persona sin testamento? ¿cuál es el orden de sucesión de la herencia? No son pocos los litigios que cada año nuestros Juzgados y Tribunales resuelven en relación al derecho de herencia de aquellas personas que creen ostentarlo.

Nuestro Código Civil plantea la solución en aquellos casos en los que la persona fallece sin haber hecho ninguno de los testamentos que anteriormente hemos explicado. Este tipo de sucesión es la conocida como “sucesión intestada” o “ab intestato”.

Según el propio código, la manera en que los herederos legales deben tener acceso a la herencia es la siguiente:

1º.- Los hijos y descendientes del fallecido: como podemos ver las personas con prioridad a la hora de heredar serán los hijos y los descendientes. Los hijos serán los primeros en tener acceso a la herencia y heredan por “cabezas”, mientras que los descendientes lo hacen por “estirpes”. En este segundo caso, los herederos acceden a la herencia por el llamado “derecho de representación”. Dichos herederos, no pueden perjudicar al tercio en usufructo determinado por la Ley.

Ejemplo: una persona en estado de viudedad fallece sin haber dejado testamento. Una vez cumplidos todos los protocolos que dan acceso a la herencia, se determina que su patrimononio para repartir entre los herederos es de 240.000 €. Los familiares del fallecido son: un hijo (H1), tres nietos de un hijo ya fallecido (N1, N2 y N3) y otros dos nietos de otro hijo fallecido (N4 y N5).

Solución:

1.- El hijo recibirá la cantidad de 80.000 € (1/3 del total de la herencia).

2.- Los nietos N1, N2 y N3 recibirán 80.000 €, que deberán dividir entre los tres nietos.

3.- Los nietos N4 y N5 recibirán 80.000 €, que deberán dividir entre dos nietos.

2º.- Los padres y los ascendientes: cuando son los padres los que heredan del hijo, ambos lo hacen en igualdad, excepto que solo viva uno de ellos. Si los padres hubieran fallecido, serán los abuelos (tanto de la línea materna como paterna) los beneficiados de la herencia. Todo ello sin la cuota legal usufructuaria del cónyuge viudo.

3º.- El cónyuge: siempre que no se encuentre separado judicialmente o de hecho, tendrá derecho a un usufructo vitalicio.

5º.- Los hermanos y los sobrinos.

6º.- Los tíos del fallecido.

7º.- Resto de parientes colaterales hasta el 4º grado.

8º.- A falta de herederos legales de la lista anterior, el beneficiario de la herencia será el Estado español.

¿Cómo hacer la partición de la herencia? ¿qué trámites necesito hacer para heredar?

Una vez que hemos determinado qué personas serán llamadas a la herencia, es el momento de hacer la partición de la herencia. Las dos preguntas clásicas son ¿cómo hacer la partición de la herencia? y ¿qué trámites necesito hacer para heredar?

Vamos a ver la documentación necesaria para poder realizar una declaración de herederos y poder dar el correspondiente reparto a la herencia.

Documentos para la declaración de herederos

Los documentos para la declaración de herederos son aquellos documentos que se nos exigiran a la hora de abrir el testamento o de dar reparto al patrimonio del fallecido. Sin estos documentos, no se podrá dar trámite a la sucesión.

1.- El certificado de defunción: por lo general se entrega una copia a la familia en el momento de fallecer la persona. En caso de no ser así, se deberá solicitar una copia en el Registro Civil de la localidad en la que ha fallecido la persona.

Es muy recomendable solicitar varias copias de este certificado de defunción a en el Registro Civil, dado que en muchas ocasiones se nos obligará a dejar copia del original, lo que podría retrasar los trámites. Se deberá acudir al Registro Civil con el Libro de Familia, para justificar la identidad de la persona que solicita el certificado.

2.- El certificado del Registro de Actos de Últimas Voluntades: este certificado de últimas voluntades es fundamental para poder determinar si la persona dejó testamento, en qué notario y cuándo.

3.- Copia del testamento: en caso de que el certificado de últimas voluntades señale la existencia de un testamento, habrá que solicitar la copia al Notario, pues no solo valdrá con el que posea en fallecido. Para poder solicitar la copia será necesario justificar un interés legímito (mediante copia del certificado de defunción, Libro de Familia y DNI).

Con estos tres documentos podremos dar inicio a la repartición de la herencia y asegurarnos de que todo está bien hecho. En caso de que tengas dudas sobre cómo proceder, nuestros abogados especialistas en testamentos y herencias podrán asesorarle en todo momento.

Delito de amenazas: ¿qué es? ¿qué penas tiene?

El delito de amenazas queda encuadrado dentro de nuestra sección de delitos contra la libertad La agrupación de este delito pertenece a la que le otorga el Código Penal (más concretamente en sus artículos 169 al 171 de nuestro C.P). La amenazas, y por tanto su reproche penal, son excesivamente “normales” en el día a día de los Juzgados y Tribunales de nuestro país.

Desde Ius & Lex Abogados, nos gusta mantener una línea de publicación que ayude a las personas ajenas al Derecho a conocer las situaciones más habituales. Nuestros abogados penalistas han creado este artículo para que cualquier persona pueda conocer la realidad del delito de amenazas.

Si usted está inmerso en un procedimiento penal, bien como investigado o como perjudicado de este delito, no dude en poner en contacto con nosotros para cualquier aclaración sobre este delito.

El delito de amenazas: ¿qué es? ¿en qué consiste?

El delito de amenazas se encuentra enmarcado en los artículos 169 al 171 de nuestro Código Penal. Podemos hacer una distinción en tres grupos dentro de este delito:

1º.- Aquellas amenazas que son constitutivas de delito (el tipo penal reconocido en el artículo 169);

2º.- Cuando dichas tiene como objetivo otro colectivo (el tipo penal reconocido en el artículo 170);

3º.- En grupo de amenazas que no tiene como objetivo un mal constitutivo de delito y las que se enmarcarían dentro del ámbito de la violencia doméstica y de género (artículo 171 de nuestro Código Penal)

Vista esta distinción, que reconoce tanto la Jurisprudencia más asentada como veremos y la Doctrina jurídica, vamos a analizar uno a uno los puntos. Es importante también señalar las peculiaridades de este delito.

El delito de amenazas de mal constitutivo de delito del artículo 169 del Código Penal

El delito de amenazas tal y cómo es conocido por la mayoría de las personas, el que vamos a analizar en este apartado. Quizá la dificultad de su comprensión radica en los límites de la amenaza y en si la persona que la sufre entiende lo que ocurre.

El tipo penal básico es el que se reconoce en el artículo 169 de nuestro C.P, y que dice lo siguiente:

El delito de amenazas de mal constitutivo de delito del artículo 169 del Código Penal
El delito de amenazas de mal constitutivo de delito del artículo 169 del Código Penal

A la luz del artículo y de la numerosa Jurisprudencia (como la Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de julio de 2009), podemos determinar los elementos básicos del tipo objetivo que deben de dar para encontrarnos ante un delito de amenazas.

Elementos básicos en el delito de amenazas

Los elementos básicos en el delito de amenazas serán los siguientes:

a).- El bien jurídico protegido: no hay duda en que el bien jurídico protegido en el delito de amenazas es la libertad de la persona. Más concretamente la Jurisprudencia ha determinado que esa libertad de la persona en los delitos de amenazas, consiste en el derecho general de cualquier persona al sosiego y la tranquilidad personal en el desarrollo de su vida.

b).- Se configura como un delito de actividad: esto quiere decir que no es necesario que el mal se produzca (de ser así entramos en el campo del concurso de delitos). La expresión del mal o peligro es suficiente para que el tipo penal aparezca.

c).- La expresión debe ser seria, real y perseverante: la expresión de la amenaza tiene que ser objeto de un reproche penal y social.

d).- La realidad del mal anunciado: para la Jurisprudencia el mal deberá ser futuro, injusto, determinado y posible. No podemos dejar de señalar que esa amenaza debe depender de la voluntad de quién realiza la expresión.

e).- El ánimo intimidatoria hacia la víctima: el dolo en este tipo penal debe ser tener como objetivo privar de la tranquilidad y el sosiego que ataca al bien jurídico protegido.

La especial relevancia de la amenaza condicional y el medio con el que ejerce

La llamada amenaza condicional supone en imponer una condición para que el mal no se produzca (puede tener como objetivo desde la entrega de dinero o la libertad sexual por ejemplo). Dicha condición puede ser ilícita o incluso ilícita en la amenaza condicional.

La especial relevancia de la amenaza condicional y el medio con el que ejerce
La especial relevancia de la amenaza condicional y el medio con el que ejerce

Nuestro ordenamiento jurídico castiga especialmente las amenazas condicionales y aplica una agravante en su mitad superior de la pena, cuando dichas amenazas condicionales se realizan por medios escritos (carta o correo electrónico) o incluso por teléfono. El objetivo del legislador es elevar el reproche penal dada la impunidad con la que se comete el delito de amenazas mediante este medio.

El objeto en el delito de amenazas: ¿a quién puede ir dirigido este delito?

Uno de los elementos más importante en el delito de amenazas es saber contra quién puede ir dirigido. Esto es lo que los abogados penalistas y el Derecho Penal llama “objeto del delito”. Es posible que parezca sencillo de determinar, pero no lo es en todos los casos.

Podemos hacer una distinción en relación al objeto del delito, en tres grupos: el sujeto amenazado, su familia y otras personas con las que el sujeto tenga una especial vinculación. Vamos a analizar a estos tres grupos detenidamente.

a).- El sujeto amenazado: este objeto no requiere mayor explicación.

b).- La familia de la persona amenazada: la definición del concepto familia viene determinado por la reconocida en nuestro Código Civil y es evidente que no hay duda en considerar familia a los cónyuges, los ascendientes, los descendientes y hermanos (tanto por naturaleza como por adopción).

Quizá sea complicado determinar si debemos considerar familia en los delitos de amenazas a aquellos sujetos que nuestro Código Civil no ampara, pero forman parte de la misma desde un aspecto social o del día a día (la pareja de nuestro hermano que convive con él desde hace tiempo por ejemplo).

Dichas personas deben quedar encuadradas dentro del siguiente punto (las personas vinculadas), lo que nos obliga a realizar una interpretación restrictiva del tipo y la consideración del concepto familia.

c).- La personas vinculadas en el delito de amenazas: podemos decir que este objeto del delito de amenazas, es un “cajón de sastre” para determinadas situaciones en las que el delito de amenazas tiene como objeto personas difícilmente “encuadrables” en los dos epígrafes anteriores.

Dentro de las personas vinculadas en los delitos de amenazas, podemos agregar: a las personas con las que se tiene una relación análoga a la del matrimonio (aún sin convivencia), los amigos cercanos y los familiares lejanos.

El delito de amenazas de dirigidas a atemorizar a un colectivo del artículo 170.1 del Código Penal