Declaración de herederos

¿Qué es la declaración de herederos?

La declaración de herederos, se refiere a la última voluntad de una persona (testador), puede ser realizado antes o después de la muerte del causante (abintestato), en la que se designan los futuros herederos del testador, así como las condiciones para que los herederos obtengan la herencia dispuesta.

Los herederos se designan mediante su mención en el testamento, en sus diversas formas, como el notarial entre otros. Posteriormente al fallecimiento del testador notarial o judicialmente deberá hacerse la designación.

Tipos de Herederos:

Según el Código Civil

Son herederos legítimos:

  1. Cónyuge.
  2. Descendientes
  3. Ascendientes
  4. Hermanos y sus descendientes.
  5. Parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad.
  6. El Gobierno.

Son herederos forzosos:

  1. Aquellos hijos y descendientes de sus padres y ascendientes.
  2. En caso de que los antes mencionados falten, los herederos serán padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.
  3. El viudo o viuda del testador.

Diferencias entre forzoso y legitimo:

La diferencia reside en que el heredero legítimo también puede ser forzoso o no serlo, como, sucede en caso de que no haya heredero forzoso alguno; que no exista testamento, los restantes herederos legítimos heredarían el total de los bienes, es decir hermanos y su descendencia, resto de parientes y al final el Gobierno.

¿Qué bienes abarca una herencia?

Abarca todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, cuya mera existencia siga a pesar de su muerte. La herencia es la sucesión “mortis causa” y es el patrimonio absoluto del fallecido.

El momento de la muerte es de gran trascendencia en el proceso sucesorio porque es en esta transición que el llamado a los herederos se realiza y estos han de cumplir los requisitos esenciales para recibir la herencia.

¿Dónde se valida?

En el Registro General de Actos de Ultima Voluntad que funge como registro administrativo que depende del Ministerio de Justicia y la Dirección General de los Registros y Notariado, en el que validan que todos los testamentos se firmen ante un Notario.

El Notario está obligado a remitir al Registro antes mencionado a través de su Colegio Notarial, con datos relativos al testador como: nombres de las partes involucradas, fecha del testamento, tipo de testamento, lugar de otorgamiento entre otros.

El heredero debe obtener el Certificado de Registro General de Actos de Ultima Voluntad. Este permite acreditar si el fallecido había otorgado o no testamento.

Este Certificado lo puede obtener en dependencias del Ministerio de Justicia o en cualquier Gerencia Territorial, una vez transcurridos 15 días del fallecimiento del testador.

El título hereditario.

Es el documento que valida quiénes son las personas que recibirán la herencia del fallecido. El título hereditario es el testamento o, en caso de que no exista este, la declaración de herederos intestados.

  • El testamento: Es necesario solicitar una copia autorizada del mismo en la Notaría donde se encuentre archivado. La solicitud de esta copia autorizada del testamento debe hacerse personalmente por el heredero.
  • La declaración de herederos intestados: Si resulta que no existe testamento alguno registrado, el paso a realizar y tramitar una declaración de herederos intestados también conocida como abintestato. Esta se tramita con un Notario que, según el parentesco existente entre los herederos y el fallecido, establecerá la herencia de la manera que acuerden entre las partes involucradas.

¿Dónde se realiza la declaración de herederos?

Esta declaración se realiza en la Notaría del lugar donde el difunto solía vivir habitualmente al momento de fallecer, esta declaración se elabora por medio de un acta notarial.

Documentos necesarios para tramitar la declaración de herederos notarial:

  1. Certificado de defunción de la persona en cuestión.
  2. Certificado de nacimiento de los hijos de la persona en cuestión.
  3. Certificado de defunción en caso de que lamentablemente hubiese muerto algún hijo.
  4. Certificado de matrimonio de la persona en cuestión.
  5. Certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad, que expresa la falta de testamento
  6. Certificado de empadronamiento del causante
  7. DNI del fallecido o, algún comprobante de domicilio.

Con dos testigos, mayores de edad, que conozcan a la familia, que a su vez no sean consanguíneos ni beneficiarios de la herencia. Desde la fecha en que se firma el requerimiento del acta notarial, deberá esperar 20 días hábiles, una vez completados podrá expedir una de la copia de la declaración de herederos intestados, así como la división de la herencia.

Aceptar la herencia

Una parte clave es decidir si aceptar o no la parte que te toca, en caso de ser dinero pues la mayoría dirían que sí, pero en el caso de que sean responsabilidades u obligaciones que no queremos aceptar, debe presentarse ante el Notario cuando sea el llamado y aclarar que no acepta su parte de la herencia y firmarlo.

¿Qué es un heredero?

El heredero no sólo recibe los bienes de la herencia, sino que también debe responder con los propios, por las deudas u obligaciones heredadas.

¿Qué es un legatario?

Es la persona que designe el testador para recibir parte de la herencia, el legatario no responde por las deudas del testador a diferencia del heredero.

¿Qué es un albacea?

El albacea, también llamado testamentario, es la persona designada por el testador para que vele por el cumplimiento de su última voluntad.

Es conveniente que el testamentario sea alguien con conocimiento de los bienes, responsable y de confianza.

Las facultades del albacea son:

  • Disponer y pagar los sufragios
  • Vigilar el cumplimiento del resto de las disposiciones testamentarias y defender lo expresado en el testamento.
  • Tomar las medidas y precauciones para la correcta preservación de los bienes.

¿Cómo hay que repartir los bienes de la herencia?

El reparto de los bienes debe hacerse conforme se establece en el testamento. Si no existe testamento, la partición puede hacerse libremente, como lo decidan los herederos legítimos, siempre que se respete la parte proporcional legal como heredero.

¿Cómo se valoran los bienes de la herencia?

Los herederos legítimos tienen la capacidad de atribuir a los bienes de la herencia el valor que decidan, pero deben tener en cuenta que a efectos fiscales prevalecerá siempre el valor que les atribuya la Hacienda Pública. Por esto, es más conveniente que siempre se basen en precios reales al mercado actual.

Recurso de alzada

El recurso de alzada, es un recurso administrativo ordinario que se interpone en contra de actos administrativos y resoluciones expresas cuando no tienen fin por medio de la vía administrativa.

Para interponer el recurso de alzada, no es necesaria la representación por medio de Abogado, ya que es un recurso que se interpone por la vía administrativa y no por la jurisdiccional, de igual forma es conveniente su intervención, ya que de este recurso dependerá la resolución, que pondrá fin a la vía administrativa, para después utilizar el recurso de reposición o tratarlo por la vía jurídica apegándose a todos los estatutos.

¿Qué actos administrativos y resoluciones pueden considerarse en alzada?

Los actos administrativos y las resoluciones de trámite, si los actos deciden el fondo del asunto, estos determinan al mismo tiempo la imposibilidad de continuar el procedimiento, producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos e intereses legítimos, cuando estos no terminen en la vía administrativa, fundamentados en los motivos de la Ley de Procedimiento Administrativo Común, podrán recurrir ante el mando superior o directivo, de la empresa que dictamino el acto administrativo en alzada.

Cuando es que procede la interposición del recurso de Alzada:

  • Extranjería: Contra actos dictados por el Director General o Jefe Superior de la Policía en su solicitud de prórroga o renovación de la residencia.
  • Urbanismo: Resoluciones del Organismo competente correspondiente a casos de urbanística e intervenciones de equipamiento urbano.
  • Tráfico: Cuando se trata de casos del Jefe Provincial de Tráfico

¿Qué actos ponen fin a la vía administrativa?

Los actos que terminan con la vía administrativa son los siguientes:

  • Cuando se resuelve un recurso de Alzada.
  • Las resoluciones de los procedimientos de impugnación que, de acuerdo a la Ley, puedan sustituir al recurso de Alzada.
  • Las resoluciones en todos los órganos administrativos que no tengan un superior, a menos que la Ley establezca lo contrario.
  • Las resoluciones por órganos administrativos cuando una ley o cualquier disposición legal lo establezca.
  • Cualquier acuerdo, pacto, convenio o contrato que tengan la primicia de finalizar el procedimiento.
  • Una vez agotada la vía administrativa, por cualquier motivo, quedará únicamente la vía del recurso judicial contencioso-administrativo.

Plazo para interponer el recurso de alzada

Si el acto es expreso el plazo para la interposición del recurso es de un mes.

La resolución será firme a todos los efectos, si se cumple correctamente en el plazo estipulado.

Si el acto no es expreso podrás redactar el recurso de alzada en el momento que tengas disponible, a partir del siguiente día al que, tengan efecto el silencio administrativo de acuerdo a su normativa específica.

El plazo de notificación de la resolución será de tres meses como máximo. Una vez cumplido el plazo, sin que el recurso recaiga en resolución, se considerará este como desestimado.

En los siguientes casos en contra de la resolución de un recurso de alzada no habrá ningún otro recurso administrativo, salvo el recurso extraordinario de revisión:

  1. Que influyan considerablemente en la resolución, cualquier tipo de documentos o testimonios declarados como falsos por una sentencia judicial firme.
  2. Que aparezcan documentos de valor crucial para la resolución del asunto que, sin importar la fecha, evidencien el error de la resolución previa.
  3. Que se dicte la resolución como consecuencia de violencia, u otra acción ilícita maquinada con alevosía, que haya declarado así en sentencia judicial.
  4. Que al dictarlos se hubiera incurrido en un error del hecho, que resulte de los documentos que se incorporan al expedient

¿Ante quién se interpone el recurso de alzada?

El recurso de alzada puede ser interpuesto ante el órgano que dictamino el acto impugnado o ante el órgano apropiado para resolverlo.

El recurso de alzada puede ser presentado ante cualquiera de los registros de la Administración General del Estado, así como de las Comunidades Autónomas, por correo administrativo, las Entidades Locales firmantes del Convenio de Ventanilla Única.

Requisitos de interposición del recurso de alzada

Los principales requisitos de la interposición del recurso son:

  • Que sea interpuesta en el plazo legalmente establecido.
  • Que sea interpuesta contra resoluciones y actos de trámite que no pongan fin a la vía administrativa.
  • En el escrito de interposición del recurso de alzada no pueden faltar los siguientes datos:
    • Nombre y apellidos del recurrente, así como copias de la identificación personal
    • Datos básicos para interponer el recurso de alzada de ambas partes
    • El acto que se recurre y la razón de su impugnación.
    • Fecha, lugar, firma del recurrente e identificación del medio
    • Unidad, centro u órgano administrativo al que va dirigido.
    • Todas las particularidades exigidas, por las disposiciones específicas.

Otra información del recurso de alzada

  • Órgano que resuelve el procedimiento: El Órgano autor del acto recurrido, por el Superior Jerárquico.
  • Plazo máximo de resolución y notificación: 3 meses
  • Omisión de resolución en plazo: Por desestimación, en el caso de que el recurso de alzada sea interpuesto en contra de la desestimación por silencio administrativo de una solicitud por el transcurso del plazo, se entenderá como estimado si llegado el plazo de la resolución, el órgano administrativo autor del recurrido no dicte la resolución expresa sobre el mismo.

Cuando suceda esta situación en la interposición, se entenderá como estimado el mismo si, llegado el plazo de resolución, el órgano administrativo competente no dicta resolución alguna a cerca de este, con fundamento en la Ley 25/2009.

  • Fin de la vía: El procedimiento resuelto, pone fin a la vía administrativa.
  • Recursos: Contencioso-Administrativo
  • Plazo de interposición de los recursos:
  • Contencioso-Administrativo: 2 meses si el acto es expreso y 6 meses si no lo es.
  • Órganos que resuelven los recursos:
  • Tribunales de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Conclusión:

El recurso de alzada es interpuesto en contra de las resoluciones administrativas y los actos de trámite, si estos últimos deciden de cualquier manera el fondo del asunto, establecen la imposibilidad de poder continuar con el procedimiento jurídico, estos producen un perjuicio irreparable a los derechos e intereses legítimos del afectado, que pueden ser fundamentados para motivos previstos en la Ley.