Delitos de agresiones sexuales

El delito de agresión sexual es aquel que se comete cuando un individuo quiere privar la libertad sexual que toda persona tiene, y dentro de este delito de agresión sexual se incluye la violación, es decir el acto sexual sin consentimiento, en contra de la voluntad de la víctima por medio de la introducción de objetos externos o partes propias en los órganos sexuales de la víctima.

El delito de agresión sexual y violación

El delito de agresión sexual, es revisado en profundidad y detalle en el artículo 178 del Código Penal, se define en este, como el atentado contra la libertad sexual de otro individuo, citándolo directamente:

“El que atente en contra de la libertad sexual de otra persona, por medio de la violencia o la intimidación”

Libertad sexual quiere decir la disposición de cualquier persona para desarrollar su propia vida sexual, y esto se refiere tanto en su comportamiento particular como en el aspecto social; o lo que en otras palabras sería la capacidad de disponer de tu propio cuerpo a tu disposición.

El tipo de agresiones sexuales del artículo castiga la implicación de una persona en una práctica de naturaleza sexual, con violencia o intimidación.

La violencia como toda energía física externa a la víctima se proyecta inmediatamente sobre ésta, por haber vencido su resistencia seria y continuada

El contacto físico en la agresión sexual

Quedan excluidos del tipo del artículo número 178 del Código Penal aquellos contactos físicos del sujeto autor del crimen, consigo mismo o con un tercero, confinando a la víctima a contemplarlos, en vivo o por medio de instrumentos tecnológicos.

Tampoco constituirán actos comúnmente penados, aquellos casos en que el sujeto autor consiga forzar a la víctima a exhibir partes de su cuerpo denudo o la totalidad de este, aunque no haya contactos corporales sobre la persona.

De la misma forma se exceptúan de los tipos de agresiones sexuales, aquellas conductas del tipo voyerismo, en las que el sujeto se dedica a mirar de manera oculta, las partes corporales expuestas a simple vista de la víctima, o actividades privadas de la misma.

Los casos en que una persona impide a otra tener una relación sexual deseada, constituyen actos penados en base a otros artículos.

Finalmente, los que, si entran al margen del artículo 178 del Código Penal en materia de agresión sexual, son los casos de fetichismo, por ejemplo, los casos en que tratan de obligar a la víctima con intimidación y otros métodos para amedrentarla y obligarla a entregar una prenda íntima o realizar cualquier otra actividad para complacer un fetiche.

La consumación del delito de agresión sexual

De acuerdo con la estructura penal que conforma el artículo 178 del Código Penal describe que, para la consumación de una agresión sexual es necesario que, el autor del crimen llegue a tener la acción sexual propiamente dicha, es decir, el contacto corporal sobre la víctima o la introducción de objetos en sus partes privadas.

Si sucede de otra manera, estaremos ante un caso de tentativa. Donde la doctrina jurisprudencial considera que el delito de agresión sexual se consuma cuando el autor lleva a cabo su atentado contra la libertad sexual de cualquier persona, con violencia o intimidación verbal, aún en el caso de que este no consiga la satisfacción erótica.

En segundo término, sólo constituyen como agresiones sexuales típicas los casos de carácter sexual, con esto quiero decir, que se manifieste en el mismo, el instinto de satisfacer una necesidad sexual o, dicho de otra manera, es cualquier acción en la que se pretende involucrar a otra persona obligadamente, en un contexto sexual. Por ejemplo, tocarle los genitales a una mujer por medio de violencia e intimidación.

La tentativa en el delito de agresión sexual

Para el inicio de la ejecución de la tentativa de agresión sexual, basta con la realización de los actos en la zona periférica siguiendo el criterio objetivo-formal establecido por Beling y aceptado en muchos sectores de la doctrina por sus acertadas bases.

Para que un acto periférico de violencia o de intimidación pueda ser juzgado como tentativa de dicho delito, es necesario atender al plan del autor, establecer el nivel violencia o la intimidación respecto al atentado sexual propiamente realizado.

Es importante señalar que la tentativa de la acción realizada será admitida en la modalidad de tentativa inacabada, ya que no se consumó el acto sexual, de ser así entonces se denomina como tentativa acabada, que equivale a la consumación, del acto sexual, cuya descripción viene más explícita viene en el artículo 179 del Código Penal.

La violación máxima expresión de la agresión sexual

La violación de cualquier persona, es la máxima intensidad del ataque a los derechos de libertad sexual que todos tenemos, incluyendo en este la existencia de violencia o intimidación para consumarse.

Se trata de la penetración del miembro sexual masculino por las tres cavidades principales: vaginal, anal o bucal, es decir el acceso carnal, que después de algunas reformas establecidas en las Leyes Orgánicas 11/1999 y 15/2003, se incluyen los actos de introducción de objetos, por cualquiera de las dos primeras vías mencionadas.

El delito de violación se expresa en el artículo 179 del Código Penal, con el siguiente contenido literal:

“Cuando la agresión sexual consista en el acceso carnal, por la vía vaginal, anal o bucal, o cuando se realice la introducción de miembros corporales o cualquier objeto, por alguna de las dos primeras cavidades”

También existen los casos de “violación inversa”, de igual forma son tipificados y juzgados con las mismas características, esto quiere decir, cuando el autor del crimen es femenino y el sujeto pasivo es masculino, así como en aquellos en que una mujer obliga a otra mujer a realizar fetichismos o actos sexuales diversos, también se incluyen aquellos otros casos en los que una mujer o un hombre obligan mediante violencia o intimidación, a otro hombre a que los penetre.

La introducción de objetos como agravante

La segunda modalidad típica del delito que se enmarca bajo las leyes del artículo 179 del Código Penal, se constituye con la introducción de objetos por vías vaginales o anales, esto engloba los supuestos casos en los que el sujeto activo introduce al sujeto pasivo los objetos en contra de su voluntad, así como los casos en que el autor obliga a la víctima, a introducirse algún objeto en su cuerpo.

Es aquí donde el legislador tendrá que equiparar de manera legal la introducción de partes corporales con la de objetos por cavidades vaginal o anal, aumentando así la injusticia específica, comparándolo así con los accesos carnales descritos anteriormente.

Que dice la jurisprudencia sobre los casos de agresión sexual

En una reciente Sentencia del Tribunal Supremo, Sala 2ª, de lo Penal dice que, la declaración de la víctima, según ha reconocido en múltiples ocasiones la jurisprudencia del Tribunal Supremo y la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional, puede ser considerada prueba de cargo suficiente para la presunción de inocencia del autor.

Incluso aunque sea la única prueba disponible, que frecuentemente sucede en los casos de delitos emitidos en contra de la libertad sexual, porque generalmente los hechos delictivos ocurren en un lugar oscuro y oculto, donde muy pocas veces existen testigos u otras pruebas, lo que complica la concurrencia de otra prueba contundente .

Es desestimado el recurso de casación en estos casos.

Conclusión:

En conclusión, los delitos de agresión sexual, son juzgados de diversas formas dependiendo el móvil del crimen y la situación expuesta por la víctima, no en todas las circunstancias la privación de la libertad sexual y la agresión se ven reflejadas con la misma intensidad, es relevante definir el crimen correspondiente, para acatar la ley que emane del Código Penal, en la que se establezca o defina las consecuencias que le atañen.

Los artículos desde el 179 al 184 establecen y enmarcan todas las variantes, características y limitantes de la agresión sexual, como se diferencian, así como su respectivo castigo ante la ley, si necesitas un panorama más amplio del impacto que cada crimen tendrá en la libertad de las personas.

Pero para tener una imagen completa de una resolución de este tipo, es importante que investigues otros casos análogos donde puedas observar a fondo las decisiones que otros jueces han tomado en casos similares, así como la situación actual de las personas que cometieron los crímenes.

No es necesario que se produzca entonces, la introducción de partes corporales u objetos, para que la Legislación correspondiente se encargue de aceptar y juzgar que el crimen pudo haber sido solo una tentativa, un fetichismo o quizá hasta una violación inversa, donde las pruebas suelen ser más complicadas de obtener, y son casos en los que los jueces se ven obligados a evaluar la situación, en base a los argumentos presentados por ambas partes, analizando las circunstancias del móvil y la situación mental y emocional de las personas.

Fuentes e información de interés sobre el delito de agresión sexual:

 

5/5 (1 Review)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies