Delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor

El delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor tiene como objeto la modificación de la filiación de la paternidad, estado o condición del menor. Realizada por los propios progenitores o por un tercero. Mencionar que el artículo 220 del Código Penal se compone de 5 apartados, en el primero apartado se regula el delito de suposición de parto, que es objeto de desarrollo en otro artículo de esta página.

Desde Ius & Lex abogados penalistas hablaremos sobre la comisión de estos delitos. Entendiendo la dificultad que puede suponer la regulación exclusivamente civil y la materia penal, que es de lo que tratará este artículo. Así como las diferentes modificaciones del tipo básico (subtipos, agravaciones o atenuaciones), que aparecen recogidas en los artículos 220.2 a 222 del Código Penal, en el Capítulo II “De la suposición de parto y de la alteración de la paternidad, estado o condición”, en el Título XII “Delitos de las relaciones familiares”.

Dentro del artículo 220 del Código Penal, se basan en tres modalidades de modificación de la filiación, (sin contar el tipo básico de la suposición de parto) que son:

  • La alteración de paternidad, que se entiende por la modificación de la filiación de la paternidad.

  • La alteración del estado, en este caso el estado hace referencia al estado civil, que es la situación de las personas físicas determinada por sus relaciones de familia, dicha alteración se produce por la modificación del estado civil de las personas, que viene regulado en la Ley de Registro Civil y su desarrollo por el reglamento del Registro Civil. (Modificación por la nueva ley 20/2011, aún no ha entrado en vigor la totalidad del texto legislativo).

  • La alteración de la condición del menor, haciendo referencia a la alteración de la filiación del menor.
    Los efectos de la comisión del delito, con independencia de cualquiera de las modalidades del tipo, y siempre que recaiga sentencia, que establecerá; la pena y la modificación del estado civil de las personas en el Registro Civil.

Elementos del delito de alteración de paternidad, estado o condición del menor: del bien jurídico protegido

1.- El bien jurídico protegido en el delito de alteración de paternidad, estado o condición del menor: El bien jurídico protegido es la filiación del menor, con independencia del origen del mismo. La regulación de la filiación y sus efectos viene recogida en nuestra Constitución y en el Código Civil.

La finalidad de la comisión del delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor es la modificación de la filiación de un menor.

La filiación se encuentra  recogida en el artículo 39 de la Constitución Española, que dispone: “1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia. 2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará la investigación de la paternidad. 3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda. 4. Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos”.

En nuestro Código Civil se recoge la filiación en los artículos 108 y siguientes del Código Civil, que dan una definición y regulación de las filiaciones.

Artículo 108 del Código Civil
Artículo 108 del Código Civil

El artículo 108, del código civil recoge los diferentes tipos de filiación que se dan, por naturaleza, que incluye la matrimonial y la no matrimonial y la adopción. Estableciendo igualdad en los tipos de filiaciones como se recoge en el último párrafo del artículo.

Artículo 109 del Código Civil
Artículo 109 del Código Civil

El artículo 109 del mismo texto legislativo, establece el orden de los apellidos de los que ostenten la filiación, viniendo a regular las diferentes opciones y situaciones que se dan, para establecer el orden de los apellidos de quien ostenta la patria potestad.

Artículo 110 del Código Civil
Artículo 110 del Código Civil

El artículo 110 del código civil, recoge los deberes que ostentan los padres, aunque no tengan la patria potestad

La filiación que se encuentra regulada en el Título V “De la paternidad y filiación” en el Libro I del Código Civil, que desarrolla la filiación y sus efectos en general. El bien jurídico protegido, en esencia, es el menor, y más específicamente, la determinación de la filiación.

2.- El objeto material de los delitos de alteración de paternidad, estado o condición del menor: El objeto material del delito es el error de filiación del menor en relación a su paternidad, estado o condición, que no es acorde con la realidad.

3.- La naturaleza jurídica del delito: nos encontramos ante un delito contra las relaciones familiares, estableciendo como elemento fundamental la protección del menor, como se desprende del artículo 39 de la Constitución Española, que recoge la protección de los organismos públicos y de los padres, en relación de la paternidad, estado o condición del menor, incluyendo los acuerdos internacionales que España sea parte como medio de protección.

4.- Los sujetos de los delitos de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor:

a.- El sujeto activo de la comisión del delito de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor: el sujeto activo, siendo persona física de la comisión del delito mencionado, recogidos en los artículos 220 a 222 del Código Penal, estableciendo como sujetos activos a los progenitores, así como cualquier otra persona que tenga parentesco con el menor.

Las personas que de acuerdo a su carácter público, profesión u oficio tengan relación con uno o varios menores, se les pondrá la pena de inhabilitación especial de ostentar carácter público, así como la de desarrollar la profesión u oficio relacionada, dichas personas son: “El educador, facultativo, autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de su profesión o cargo…”, y como dispone el artículo 222  en su párrafo segundo del Código Penal recoge la definición del término facultativo a los efectos penales que son: “los médicos, matronas, personal de enfermería y cualquier otra persona que realice una actividad sanitaria o socio-sanitaria”.

b.- En relación a las personas jurídicas, la comisión del delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor: sólo son constitutivos de este delito, los que directamente lugares mencionados en el apartado tercero del artículo 221 del Código Penal, que dispone: “Si los hechos se cometieren utilizando guarderías, colegios u otros locales o establecimientos donde se recojan niños… se podrá acordar la clausura temporal o definitiva de los establecimientos”.

En relación de los centros sanitarios o socio-sanitarios que se produzca las sustituciones de niños, serán castigadas las personas responsables, que se hayan producido los hechos por imprudencia grave, sin determinar pena para la persona jurídica, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 31 bis y 33. 7 del Código Penal.

5.- El sujeto pasivo del delito de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor: En términos generales el sujeto pasivo de la comisión del delito suele ser el menor, a este dato hay que añadir, que el sujeto pasivo será cualquier persona que se vea afectada en la comisión de este delito, pudiendo ser la madre, padre, menor así como cualquier otro familiar que se pueda ver afectado.

6.- El elemento subjetivo de los delitos de alteración de la paternidad, estado o condición del menor: el elemento subjetivo de este delito es la intención del sujeto, es decir, el por qué de la acción, en los delitos sexuales la intención es el ánimo libidinoso y en los de hurto la intención es el ánimo de lucro, en la comisión de estos delitos es la intención de modificar la filiación del menor.

El tipo básico del delito de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor

El delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor, se encuentra recogido en el Título XII “Delitos contra las Relaciones Familiares”, en su Capítulo II “De la suposición de parto y de la alteración de la paternidad, estado o condición del menor“, en su artículo 220.2 al 222 del Código Penal.

1.- Conducta típica: La conducta típica consistirá en tres tipos de acciones englobadas en los apartados 2 y 3 del artículo 220 del Código Penal, cuya finalidad como hemos visto es la modificación de la filiación del menor.

Artículo 220 del Código Penal, establece como hechos delictivos: El que ocultare o entregare a terceros un hijo para alterar o modificar su filiación; y, la sustitución de un niño por otro.

2.- Las agravaciones del delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor. Aparecen dos agravaciones del tipo básico, la primera que hace referencia a los tres apartados anteriormente mencionados, como recoge el artículo 220.4 del Código Penal, estableciendo la agravación de los hechos expresados en los apartados anteriores, si el acto es realizado por su ascendiente.

En la pena correspondiente al delito se establece la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad, no sólo con la víctima sino con todos aquellos descendientes que estén bajo su custodia.

No es el único delito de agravación que se encuentra en esta Sección, incluyéndose en el artículo 221.1 del Código Penal, en el caso de que se entregue a un menor, con independencia de si el menor es descendiente o no concurriendo parentesco, y la intención de la entrega tenga por finalidad eludir los procedimientos legales de modificación de filiación, como la adopción, el acogimiento en sus distintas modalidades y la guarda, y el hecho sea realizado a través de compensación económica.

En éste delito se da la compensación económica cuando la intención sea económica con independencia de cuando se realice el pago, ya sea con anterioridad, con posterioridad o al acabarlo, siempre que exista un fin económico en la comisión del delito, será de aplicación lo dispuesto en éste artículo.

El artículo 220 y 221 del Código Penal, no sólo castiga al que realiza la entrega o que medie compensación económica, el artículo 221.2 del Código Penal incluye el castigo a las personas que lo reciban, sean intermediarios en la comisión del delito, sin recibir compensación de ningún tipo.

La comisión del delito incluye si se realiza el hecho tanto en el territorio de España como si se efectúa en el extranjero.  El hecho del delito viene determinado por la gravedad del mismo agrupando al que consigue al menor, al intermediario (a título gratuito u oneroso), y al que finalmente se queda con él. Poniendo como punto final al artículo, que el hecho sea realizado dentro del territorio de España o que se realice en el extranjero. La competencia de los tribunales españoles se encuentra regulada en el artículo 23 de Ley Orgánica del Poder Judicial.

Otros datos de interés del delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor

La comisión de este delito produce efectos civiles, dichos efectos, como hemos mencionado en el artículo, produce la modificación de filiación en relación a la paternidad, estado y condición del menor.

Como elementos básicos en estos artículos son la posesión de estado, conjunto de hechos dentro de un estado familiar y que producen derechos en el estado civil de las personas; la unión matrimonial o no matrimonial estableciendo la existencia de un matrimonio. Buscando la reclamación el reconocimiento de la filiación, con independencia del hija o hijo sobre el padre o al revés.

Nuestro Código Civil regula los aspectos civiles de la modificación de la filiación, diferenciando la reclamación de filiación entre matrimonial y la no matrimonial, en su Título V “De la paternidad y la filiación”, Capítulo III “De las acciones de filiación”, la Sección Segunda “De la reclamación”, que se encuentra recogidos en los siguientes artículos:

Artículo 131 del Código Civil
Artículo 131 del Código Civil

Como se recoge en el artículo 131 del Código Civil, la persona que quiera ejercitar la acción de reclamación de filiación tiene que tener interés legítimo, entendiendo este interés en la creencia racional para reclamar la filiación, siempre que exista la posesión de estado, y no se intente ir con la que ya este determinada legalmente.

Artículo 132 del Código Civil
Artículo 132 del Código Civil

En el caso de que no concurra la posesión de estado, no prescribe la acción, aunque sólo podrá ser ejercitada dicha acción por el hijo, la madre o el padre. En el caso de fallecimiento y siempre que no hayan pasado 4 años desde su mayoría de edad, es decir, 22 años a cómputos españoles, o un año desde el descubrimiento de las pruebas, en el caso de ostentar otra nacionalidad, se atenderá a lo dispuesto en su ley nacional, tendrán los herederos del hijo fallecido el tiempo que le faltare para completar los plazos, anteriormente mencionados.

Artículo 133 del Código Civil
Artículo 133 del Código Civil

El artículo 133 del Código Civil recoge la reclamación de filiación no matrimonial, estableciendo que el hijo tiene acción para ejercitarla durante toda su vida, y en caso de fallecimiento, sus herederos ostentarán los mismos plazos que el artículo anterior. No sólo podrá ejercitar la acción el hijo, sino también sus progenitores, con la excepción que no se puede heredar salvo que se haya iniciado en vida.

Artículo 134 del Código Civil
Artículo 134 del Código Civil

En caso de que se ejercite la acción de reclamación de la filiación, será necesario, en caso de que exista una filiación realizar la impugnación de la filiación contradictoria.

Como elemento antónimo de la reclamación, surge la impugnación de la filiación, que se recoge en el mismo Título y Capítulo que la reclamación, aunque diferente sección, que se recoge en la Sección 3.ª “De la impugnación” que se recoge en los siguientes artículos:

El artículo 136 del Código Civil establece el plazo que tiene el marido para impugnar la filiación, estableciendo el periodo de UN AÑO desde la inscripción en el Registro Civil, no empezará a correr el plazo si se ignora el nacimiento. En caso de fallecimiento del  marido la acción corresponderá a cada heredero por el tiempo que falte.

Como complemento del artículo anterior, este artículo viene a regular el ejercicio de la acción de impugnación del hijo sobre la paternidad, estableciendo que en caso de ser menor o tener la capacidad modificada judicialmente empezara a contar desde la mayoría de edad o hasta que recobre la capacidad, estableciendo UN AÑO para su ejercicio, no sólo podrá ser ejercitada la acción por el hijo, sino la madre que ostente la patria potestad, representante legal o al Ministerio Fiscal.

Este año comenzará a correr, si desconociera la falta de paternidad biológica, desde que tenga conocimiento del mismo. No obstante en caso de fallecimiento del hijo corresponderá a sus herederos por el tiempo que faltare.

En el caso que no haya posesión de estado, la acción podrá ser ejercitada en cualquier momento por el hijo o sus herederos.

Saltándonos los artículos 138 y 139 del Código Civil, recoge este artículo 140 ampliando lo recogido en el artículo 137.4, que regula el ejercicio de la acción en ausencia de posesión de estado, estableciendo que el caso de ausencia de la posesión de estado en la relaciones familiares no matrimoniales, amplia las personas quien están autorizadas para impugnar la filiación, que son a todas aquellas personas que les perjudique.

En el caso que exista la posesión de estado, corresponderá la acción de impugnación a todos aquellos que puedan ser afectados como herederos forzosos. Manteniendo que tendrán UN AÑO para impugnar la filiación, los hijos desde que alcance la mayoría de edad o recobren la capacidad.

Artículo 138 del Código Civil
Artículo 138 del Código Civil

El reconocimiento de filiación, sea matrimonial o no matrimonial, que venga determinado por un vicio de consentimiento podrán ser impugnados. La impugnación de paternidad que venga determinadas por otras causas se atenderán a lo establecidos en esta sección.

Artículo 141 del Código Civil
Artículo 141 del Código Civil

En caso que el reconocimiento venga determinado por cualquiera de los elementos recogidos en el artículo 1265 del Código Civil (error, violencia o intimidación) podrán ser impugnados en UN AÑO desde que cesan tales actos, si hubiera fallecido, se establecerá el plazo antes de que transcurra UN AÑO.

La prescripción del delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor

Los tres artículos que se encuentran desarrollados en el Capítulo II, en especial el artículo 220 del Código Penal que incluye los tipos básicos del delito que son: de la suposición de parto, de la alteración de paternidad, estado o condición del menor.

Hay que hacer mención a la diferencia de penas que tiene cada uno, estableciéndose la pena de prisión, la inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, en el caso de personas jurídicas la inhabilitación especial para el ejercicio de las referidas actividades, así como su clausura temporal o definitiva, en la clausura temporal el tiempo máximo no podrá exceder 5 años.

La prescripción de los delitos o de las penas, la diferencia entre ellas es la existencia de una sentencia, el tiempo es de 5 años. Las personas jurídicas como recoge el artículo 33.7 del Código Penal que dice, “las penas aplicables a las personas jurídicas, que tienen toda la consideración de graves…” En el artículo 133A los 10, las restantes penas graves.

Fuentes e información de interés del delito de alteración de la paternidad, estado o condición del menor:

5/5 (3 Reviews)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies