Delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio

El delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio, surge por el incumplimiento del deber de custodia de la persona que lo tenga otorgado o atribuido, o induciendo al menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, al abandono del lugar donde resida.

Desde Ius & Lex abogados especialistas en derecho penal, sabemos que el concepto de quebrantamiento de deberes de custodia y la inducción al abandono del hogar puede ser de difícil comprensión. Antes de iniciar el desarrollo del tipo, hay que tener claro que se entiende por menor de edad y por persona con discapacidad, nuestro ordenamiento jurídico lo define de manera más o menos escueta en los siguientes artículos:

  • En relación a los menores de edad.

Artículo 12 de la Constitución Española: “Los españoles son mayores de edad a los dieciocho años”.

Desarrollando el artículo de nuestra Carta Magna, recoge el artículo 315 del Código Civil, que la mayoría de edad se alcanza a los 18 años, y para el cálculo de la edad se incluirá el día de nacimiento.

  • En relación a las personas con discapacidad necesitadas de especial protección.

Como recoge el artículo 25 del Código Penal realiza una definición de lo que se entiende por personas con discapacidad necesitadas de especial protección a los efectos penales, estableciendo: “se entenderá por persona con discapacidad necesitada de especial protección a aquella persona con discapacidad que, tenga o no judicialmente modificada su capacidad de obrar, requiera de asistencia o apoyo para el ejercicio de su capacidad jurídica y para la toma de decisiones respecto de su persona, de sus derechos o intereses a causa de sus deficiencias intelectuales o mentales de carácter permanente”.

Desarrollado por el Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 noviembre, Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social que, adaptándose a la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La guarda y protección de las personas mencionadas esta atribuida a quién ejercite la custodia, que será ejercida siempre en interés del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección. Las personas que ostenten la custodia tienen por deber lo dispuesto en el artículo 39 del Constitución Española:1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.

2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará la investigación de la paternidad.

3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda.

4. Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos“.

¿Qué se entiende por delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio?: definición y tipo penal en nuestro Código Penal

El delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio se encuentra regulado en nuestro Código Penal en la Sección 1.ª “Del quebrantamiento de los deberes de custodia y de la inducción de menores al abandono de domicilio”, en su Capítulo III “De los delitos contra los derechos y deberes familiares”, Título XII “Delitos contra las relaciones familiares”.

La última modificación realizada sobre esta Sección 1.ª fue publicada el 31 de marzo de 2015, entrando en vigor a partir del 1 de julio de 2015.

Elementos del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio: 

1.- El bien jurídico protegido en el delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio: El bien jurídico protegido en la comisión de estos delitos, recae en el menor y la persona con discapacidad necesitada de especial protección.

Artículo 154 del Código Civil
Artículo 154 del Código Civil

Estableciendo el artículo 154 del Código Civil los deberes de los progenitores respecto de sus hijos, que son:

1.- Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

2.- Representarlos y administrar sus bienes.

Artículo 268 del Código Civil
Artículo 268 del Código Civil

En relación a los deberes de los tutores se encuentran recogidos en este artículo 268 del Código Civil, estableciendo como tales:

1.- Los tutores ejercerán la tutela de acuerdo a la personalidad del tutelado.

2.- En caso necesario podrán recabar el auxilio judicial.

2.- El objeto material del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio: El objeto material del delito produce la inducción, vulneración o producción del quebrantamiento de custodia, así como al abandono del domicilio familiar. Produciendo el incumplimiento de la custodia establecida recaída en el menor o la persona discapacitada necesitada de especial protección.

3.- La naturaleza jurídica del delito: nos encontramos ante un delito de las relaciones familiares, más específicamente, como recoge el Capítulo III “De los delitos contra los derechos y deberes familiares”, la naturaleza jurídica de los delitos que se encuentran en la Sección 1.ª de este capítulo, recogiendo como “Del quebrantamiento de los deberes de custodia y de la inducción de menores al abandono de domicilio”, la naturaleza o esencia del delito es la vulneración del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección de la patria potestad o tutela.

4.- El sujeto activo del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o inducción de menores al abandono de domicilio: en este punto hay que determinar dos clases de sujetos activos dentro del delito.

a.- El que tenga a su cargo un menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección quebrantare los derechos de custodia, o los indujere a abandonar la custodia de los padres o tutores o del domicilio.

b.- Con diferencia con el punto anterior, debido a que se encuentra recogido en la agravación del tipo la inducción del abandono del domicilio, realizado por cualquiera de los progenitores que carezca de la custodia, recogiendo en el artículo 225 bis del Código Penal, el tipo agravado estableciendo la sustracción en vez de la inducción.

Artículo 225 bis del Código Penal
Artículo 225 bis del Código Penal

Viniendo recogido el desarrollo del mismo en otro artículo de la página de Ius & Lex, en el delito de sustracción de menores.

5.- Sujeto pasivo del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o inducción de menores al abandono de domicilio:

a.- El sujeto pasivo de la comisión del delito es: el menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección.

b.- Otros sujetos pasivos que nos podemos encontrar son: los progenitores, tutores o la entidad pública de cada Comunidad Autónoma que se hace cargo de los menores o de las personas con discapacidad necesitada de especial protección.

6.- El elemento subjetivo del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o inducción de menores al abandono de domicilio: Como elementos subjetivos del tipo establecido en el artículo 223 del Código Penal, requiere que la persona que tenga en custodia al menor o personas con discapacidad necesitada de especial protección, ya sean una o más, decida de manera intencionada y voluntariamente no regresar a sus progenitores al menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, lo mismo ocurre si por falta de diligencia debida en la custodia no se produce la entrega del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección.

En relación de la inducción del artículo 224 del Código Penal, hace referencia al concepto dado en el artículo 28 del Código Penal,  que dispone: “Son autores quienes realizan el hecho por sí solos, conjuntamente o por medio de otro del que se sirven como instrumento” incluyendo en el mismo grado que el autor, al inductor, “a) Los que inducen directamente a otro u otros a ejecutarlo”.

Como se desprende de este artículo la inducción es la intención de provocar o causar al menor de edad o la persona necesitada de especial protección que abandone su domicilio familiar o su residencia con aunuencia de sus padres, tutores, …

El elemento subjetivo busca provocar en el menor de edad o persona necesitada de especial protección que abandonen el domicilio familiar, realizando los actos necesarios (en la inducción) para conseguir su fin, atendiendo no sólo a las palabras expresadas por la persona que puede inducir, si no la capacidad del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección de como pueden entender lo que se dice y la forma de lo dicho.

El tipo básico del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio

El tipo básico del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio viene determinado por los artículos 223 a 225 del Código Penal. Dicho tipo básico del delito pretende castigar aquellas conductas que intenten frustrar el lícito derecho del menor o persona necesitada de especial protección de una convivencia familiar o la custodia por parte de los progenitores,  persona o entidad que tenga atribuida la custodia.

Con lo expuesto podemos establecer los elementos básicos para que existan el delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio, que son:

1.- Conducta típica: La conducta típica se produce en el artículo 223 del Código Penal en la acción u omisión de no presentar a un menor o persona con discapacidad necesitado de especial protección a sus padres o guardadores sin justificación para ello.

Entiéndase como justificación para ello, cualquier conducta racional para no entregar a un menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, como por ejemplo: En un huracán, en un colegio dónde evidentemente están menores de edad, que no se les puedan llevar a sus casas, en éste sentido hay causa de justificación, por lo que no concurre la conducta típica.

Artículo 223 del Código Penal
Artículo 223 del Código Penal

Estableciendo el artículo 223 del Código Penal, la persona que tenga a su cargo, dispone: “un menor de edad o un persona con discapacidad necesitada de especial protección“, no lo presentare a quien ostente su custodia, siempre que haya sido requerido. 

El requerimiento es un elemento esencial, estableciendo ese requerimiento de manera verbal o por escrito, aunque la mejor manera de realizar el requerimiento, es hacerlo mediante escrito.

Como dato de interés, éste delito sólo regula los delitos del quebrantamiento de deberes de custodia y como dispone en su última frase sin perjuicio de los hechos constituyan otro delito más grave.

La conducta típica del artículo 224 del Código Penal se basa en la inducción de un menor de edad o persona con discapacidad necesitada de especial protección a abandonar su domicilio familiar o su residencia con anuencia de sus padres, guardadores o tutores.

Artículo 224 del Código Penal
Artículo 224 del Código Penal

Como mencionábamos antes en el párrafo segundo del artículo 224 del Código Penal, se regula el hecho de que la inducción del menor sea realizada para que abandone el domicilio donde resida, provocando una infracción de la resolución en el que se establece la guarda. Estableciendo como conducta típica: la inducción a un hijo menor a infringir el régimen de custodia.

A lo largo del texto llevamos haciendo mención al término del régimen de custodia, antes de continuar con el desarrollo del hecho delictivo, explicamos de manera muy resumida que es un régimen de custodia.

¿Qué se entiende por régimen de custodia? Es el deber que ostentan las personas que tienen a su cargo a un menor de edad o persona necesitada de especial protección. Los cargos que tienen atribuido este deber son: la patria potestad o la tutela.

El régimen de custodia en la patria potestad surge por la filiación, nacimiento o adopción. En la tutela, queda atribuida a una persona (cumpliendo los requisitos legales establecidos por la ley) la persona necesitada de especial protección, mediante resolución judicial.

En el primer supuesto, en relación al régimen de la patria potestad conlleva la problemática aparejada a la disolución matrimonial, esta puede darse por separación, divorcio o nulidad matrimonial. El régimen de custodia es atribuido de las siguientes maneras:

  • A uno de los progenitores, o de las personas que tengan la custodia.
  • A ambos compartiendo la custodia, pero separada en el tiempo.

La atribución se realizará mediante sentencia, que dará validez al acuerdo de los progenitores, mediante el convenio regulador del artículo 90 del Código Civil, y en caso de no llegar a un acuerdo las partes, tendrá que ser la autoridad judicial la que determine el régimen de custodia.

En la sentencia no sólo ha de regularse el régimen de custodia, sino los elementos que se recogen en los artículos 91 y siguientes del Código Civil. Estableciendo como elemento fundamental lo que se recoge en el artículo 154 del Código Civil, o en el 268 del mismo texto legal.

2.- Las circunstancias atenuantes del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio.

Continuando con el desarrollo de la Sección 1.ª, del Capítulo III del Título XII, en el último artículo de la Sección se encuentra el artículo 225 del Código Penal, estableciendo como circunstancia atenuante del tipo delictivo, siempre que se den los siguientes hechos:

1.º.- Restitución del menor o de la persona con discapacidad necesitada de especial protección.

2.º.- La restitución deberá hacerse en su domicilio o residencia, sino se realiza ahí la devolución en cualquier lugar conocido o seguro, para el menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, en estos casos puede ser restituido al colegio o centro, en horario lectivo, en algún centro público como un hospital, comisaría, etc…

3.º.- Que el menor o la persona con discapacidad necesitada de especial protección no haya sido objeto de ninguna acción u omisión que pueda ponerle en peligro, ya sea física o psíquicamente.

4.º.- Como último elemento, y no por ello menos importante es el tiempo, estableciendo que se haya dado comunicación a sus padres, tutores o guardadores o la ausencia no haya durado más de 24 horas.

La prescripción del delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio

Los tres artículos que se encuentran desarrollados en la Sección 1.ª del Capítulo III, incluye los tipos básicos del delito del que trata este artículo.

La pena establecida de los delitos recogidos en los artículos 223 y 224 del Código Penal establecen la pena de prisión de 6 meses a 2 años, en el artículo 225 del Código Penal al concurrir el tipo atenuado del tipo básico establece como penas: la de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 meses a 24 meses.

La prescripción de las penas o de los delitos, siempre que la comisión delictiva se dé sin que concurran circunstancias atenuantes y vengan aparejadas por una pena de prisión superior a 3 meses de prisión, será constitutivo de una pena menos grave de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 33.3 en su número 1 del Código Penal, en relación a los artículos 131 y 133 del Código Penal. Teniendo que concurrir 5 años para que prescriban.

Datos de interés

En relación a la prescripción de los delitos mencionados en el punto anterior, una vez que ha entrado en vigor la ley orgánica de 1 de julio de 2015 se produce la derogación de la sustitución de las penas como se recoge en el artículo 88 del Código Penal, no obstante aunque se haya producido la derogación, no se da en todos lo artículos, así nos encontramos con el artículo 71.2 del Código Penal, recogiendo que siempre que haya que imponer una pena de prisión inferior a tres meses, será sustituida por una pena de multa, trabajos en beneficio de la comunidad, o localización permanente . Como puede ocurrir en el artículo 225 del Código Penal, en caso de que la Justicia estime pena de prisión en vez de multa, esto sin perjuicio de concurrencias de antecedentes o de suspensiones de penas anteriores.

Otro dato de interés de éste artículo, hemos estado hablando de los menores y de las personas discapacitadas necesitadas de especial protección, en relación a estos últimos, el procedimiento de incapacitación es un tema complejo que hemos desarrollado en otro artículo de la página Ius & Lex.

La declaración de incapacidad deberá ser realizada a instancia de las personas mencionadas en el artículo 756 de la Ley de Enjuiciamiento Civil mediante el procedimiento establecido en los artículos 748 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Fuentes e información de interés sobre el delito de quebrantamiento de deberes de custodia o de la inducción de menores al abandono de domicilio:

5/5 (2 Reviews)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies