Delito de robo

El delito de robo se produce cuando el actor del hecho delictivo tiene la intención de hacer la cosa como suya, en éste punto es idéntico al delito de hurto, que es objeto de estudio en otro artículo de la página, el delito de robo como elemento esencial del hecho delictivo es el uso de violencia, intimidación o fuerza en las cosas para apoderarse de la cosa mueble ajena.

En Ius & Lex abogados penalistas especializados, expondremos brevemente los elementos necesarios para que se dé el delito de robo, así como los elementos que diferencian al delito de robo con los demás delitos que se encuentran en el Título XIII “De los delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico” aunque sin entrar profundamente, ya que su desarrollo más extenso y pormenorizado se encuentran en cada uno de los artículos y en el índice.

Como elementos característicos del delito de robo, que viene recogido en el artículo 237 del Código Penal, recoge que el que empleare fuerza en las cosas, ya sea para entrar o salir del lugar donde se encuentren las cosas muebles ajenas, que el sujeto activo del delito quiere apoderarse, o ejercer cualquier violencia o intimidación en las personas, esta violencia o intimidación podrá ser ejercitada al cometer el delito, para proteger su huida, ya sea sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o de aquellos que le persiguieran.

En la comisión del delito el empleo de violencia, intimidación o el uso de fuerza en las cosas, establece los elementos necesarios del delito de robo, sin la concurrencia de tales actos constituiría un delito de hurto.

Artículo 234 del Código Penal
Artículo 234 del Código Penal

Aunque es objeto de desarrollo en otro artículo de la página, los elementos esenciales de este artículo 234 del Código Penal son:

  • La existencia de ánimo de lucro.
  • Que se tomaren las cosas muebles ajenas, sin la voluntad del titular.
  • La cuantía de lo sustraído sea superior a 400 €, sino supera dicha cantidad, se impondrá la pena establecida en el apartado segundo del artículo.

Estos son los elementos básicos que se dan el delito de hurto, en el delito de robo también se dan los elementos mencionados que recoge en el delito de hurto, aunque con matices, dichos matices son: el verbo empleado no es “tomar“, sino “apoderar“; La gravedad del delito no viene determinada por la cuantía de lo sustraído.

Como elementos esenciales que han de concurrir en el delito de robo, sin la existencia de estos elementos estaríamos presumiblemente en un delito de hurto, estos elementos son:

  • La violencia es el acto por el cual el autor del hecho del delito manifiesta conductas o situaciones que de forma predeterminada, provocan un daño en la persona o personas, sin perjuicio de tomar la cosa mueble ajena.
  • La intimidación a efectos penales se entiende como la inspiración a una o varias personas del temor racional y fundado de sufrir un mal inminente y grave en su persona o bienes, o en la persona o bienes de su cónyuge, descendientes o ascendientes.
  • El uso de fuerza en las cosas viene definido en nuestro ordenamiento jurídico.

El uso de la fuerza en las cosas puede darse cuando se accede o se abandone el lugar donde se encuentren las cosas muebles ajenas, nuestro ordenamiento jurídico recogen los artículos 238 y 239 del Código Penal que se entiende por el uso de la fuerza de las cosas.

Artículo 238 del Código Penal
Artículo 238 del Código Penal

Dentro del artículo 238 del Código Penal que recoge “Son reos del delito de robo con fuerza en las cosas los que ejecuten el hecho cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

  • 1.º Escalamiento. El escalamiento o la acción de escalar, con independencia de a que altura se encuentre, siempre que se escale, con independencia del tipo o de la utilización de instrumentos para los mismos, dará igual si se pone una escalera para alcanzar un balcón o utilizar salientes en la pared para entrar por una ventana.
  • 2.º Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana. Se entiende por rompimiento la acción de romper la pared, techo o suelo, el ejemplo de rompimiento puede darse en el “butron”, consiste en hacer un agujero en la pared, techo o suelo o también se da en el “alunizaje”, en el caso de la fractura de puerta o ventana, consiste en romper la puerta o la ventana, no en su totalidad, sino lo suficiente para poder entrar o abrir la puerta o ventana.
  • 3.º Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo. La realización de una abertura en cualquiera de los bienes mencionados y en los que se pueden encontrar el objeto u objetos que se quieren sustraer, con independencia de si las fracturas se realizan en el lugar del robo o en otro sitio.
  • 4.º Uso de llaves falsas. Nuestro ordenamiento jurídico penal da definición de que se entiende por las llaves falsas en el artículo 239 del Código Penal.
Artículo 239 del Código Penal
Artículo 239 del Código Penal

Recogiendo este artículo una clasificación del término “llave falsa“, entendiendo por tal todo instrumento que consiga abrir la puerta, ya sea realizando la apertura con elementos ilícitos (ganzúas, destornillador, etc…), o la utilización de elementos lícitos (las llaves), pero que su origen pueda provenir de una infracción penal anterior, (coger las llaves de otra persona sin su consentimiento), o que no tenga su consentimiento para utilizarlas.

Se consideran llaves, aparte de las típicas para abrir las puertas, las llaves magnéticas o perforadas, los mandos o instrumentos de apertura a distancia.

  • 5.º Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda. El verbo empleado, inutilizar, ha de entenderse en su más amplio sentido, ya puede ser permanente o temporal, el suficiente para evitar que la alarma o guarda realicen la función que tienen establecida, en el caso de las alarmas sonar en las tiendas.

¿Qué es el delito de robo?

El delito de robo se encuentra recogido en la Ley Orgánica 10/1995, en su Título XIII “Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico”, en su Capítulo II “De los robos”, que se integran en dicho Capítulo los artículos 237 a 242 del Código Penal.

El delito de robo es la sustracción de bienes muebles ajenas, con ánimo de lucro, y que en el hecho se haya ejercitado violencia o intimidación en las personas, o fuerza en las cosas, siendo desarrollados estos puntos a continuación.

Elementos del delito de robo: bien jurídico y los demás elementos esenciales

Los elementos del delito de robo se desgranan de la siguiente manera:

1.- El bien jurídico en el delito de robo: Como mencionamos en el artículo del delito de hurto entendemos el bien jurídico protegido la propiedad privada, aunque no como elemento primario, sino que concurre con el bien jurídico protegido del derecho a la integridad física y psíquica.

Así hace referencia el artículo 15 de la Constitución Española, que dispone: “Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militare sen tiempos de guerra”.

Y el artículo 33 de la Constitución Española, se dispone lo siguiente: “1. Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia.

2. La función social de estos derechos delimitará su contenido, de acuerdo con las leyes.

3. Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes”.

2.- El objeto material del delito de robo: Como ya hemos comentado se produce una igualdad del objeto material en los delitos de hurto y robo, que ya desarrollamos en el artículo del delito de hurto, que dice:

Establece como elementos esenciales del objeto material del delito, los siguientes:

1.- Cosa, estableciendo la R.A.E. “como objeto inanimado o material …”, recogiendo que en los delitos que se encuentran recogidos en el Título XIII del Código Penal, en sus dos primeros Capítulos el objeto material del delito recaen sobre cosas, es nuestro Código Civil que recoge un concepto más claro del término.

Artículo 333 del Código Civil
Artículo 333 del Código Civil

Como recoge el artículo 333 del Código Civil,la cosa” puede ser un bien mueble o un bien inmueble. Tras la apreciación de este artículo vamos al siguiente elemento esencial del objeto material del delito de robo.

2.- Cosa Mueble, como concepto de cosa mueble tendremos que estar a lo establecido en el Código Civil.

Artículo 335 del Código Civil
Artículo 335 del Código Civil

El artículo 335 del Código Civil recoge una definición negativa de que es una cosa mueble, “Se reputan bienes muebles los susceptibles de apropiación no comprendidos en el capítulo anterior…” el capitulo anterior sólo se compone de un único artículo, el artículo 334 del Código Civil que recoge que elementos son bienes inmuebles, el mismo artículo 335 recoge como definición genérica de cosa mueble, “… todos los que se pueden transportar de un punto a otro …”, estableciendo como definición que serán cosa mueble aquellos bienes que no sean inmuebles y que se puedan transportar.

Hay que acudir a otro artículo del Código Civil, para saber a los meros efectos civiles, en el caso que sólo se mencione el concepto mueble.

Artículo 346 del Código Civil
Artículo 346 del Código Civil

El concepto de mueble viene determinado en artículo 346 del Código Civil, entendiendo que el uso de la palabra mueble hace referencia “a las cosas que tengan por principar destino amueblar o alhajar las habitaciones“,salvo que en el caso en que del contexto de la ley o de otra disposición resulte claramente el concepto de mueble distinto, al recogido en este artículo.

3.- Cosa Mueble Ajena, como último elemento nos encontramos la palabra “ajena“, la unión de esta palabra con las anteriores nos da el siguiente conjunto de palabras: “cosa mueble ajena“, entendiendo como aquel elemento material que no puede ser susceptible de apropiación, debido que la propiedad pertenece a un tercero.

Artículo 348 del Código Civil
Artículo 348 del Código Civil

Como se recoge en este artículo 348 del Código Civil, el concepto de propiedad viene determinado en este artículo, estableciendo la propiedad en dos elementos, el derecho a gozar de la cosa y el derecho a disponer de ella, en este último elemento esta limitado a lo que establezca la ley. Entendiendo como límites establecidos por la ley, lo siguiente:

Artículo 349 del Código Civil
Artículo 349 del Código Civil

Hay que entender como excepción, el elemento de la expropiación, aunque es materia administrativa se encuentra recogido, en el artículo 349 del Código Civil, que desarrolla el artículo 33.3 de la Constitución Española, estableciendo que nadie puede ser privado de su propiedad, salvo por causa justificada de utilidad pública, es decir, que haya un interés general para la expropiación, como puede ser la construcción de cualquier carretera, vía, etc…, como límite a esta expropiación se recoge que ha de haber una indemnización.

3.- La naturaleza jurídica del delito de robo: La naturaleza jurídica del delito, se engloba dentro de los delitos contra el patrimonio y orden socioeconómico, con la especialidad, de que en este delito se emplea violencia o intimidación en las personas, o fuerza en las cosas ya se para emplear la fuerza para abrir las cosas o, entrar o salir en los lugares donde se encuentran las cosas.

4.- El sujeto activo del delito de robo: La comisión del delito puede ser realizada por una persona o varias personas. La pluralidad en la comisión del delito de robo establece que los sujetos del grupo que no tuvieran conocimiento y no hubieran actuado con violencia o intimidación en las personas, así como el uso de la fuerza de las cosas, no podrán ser condenados por este delito, sino por el delito de hurto. Como se recoge en el artículo 14 del Código Penal.

Artículo 14 del Código Penal
Artículo 14 del Código Penal

Que es objeto de desarrollo en el artículo del delito de hurto.

5.- El sujeto pasivo del delito de robo: En la comisión del delito pueden darse dos tipos de sujeto pasivo:

5.1.- Cuando la acción ejercitada recae sobre las personas, es decir, violencia o intimidación recaen sobre una persona física, ya sea sobre el que sufre la pérdida de la cosa mueble, a través de la violencia o intimidación, o de un tercero que intenta ayudar o evitar, con independencia de que el hecho original sea un delito de robo de hurto, si el actor del delito para conseguir la cosa mueble emplea violencia o de intimidación para obtener la cosa mueble ajena.

5.2.- Cuando la acción ejercitada recae sobre una cosa, es decir, la fuerza en las cosas, aunque dicha acción de manera indirecta recae sobre una persona física, ya que puede ser el propietario o poseedor la cosa. Con independencia de que el sujeto realice la acción con anterioridad o posterioridad al hecho delictivo.

Aunque existan estos dos tipos, no significa que no se puedan dar de manera conjunta, como ocurre en el artículo 242 del Código Penal, que después desarrollaremos.

6.- El elemento subjetivo del delito de robo: La intención del sujeto activo en la comisión del delito es el ánimo de lucro o la intención de enriquecimiento con bienes o dinero que no le pertenecen, mediante la violencia o intimidación o fuerza en las cosas.

El tipo de delito de robo

En el Título XIII “Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico“, dentro del mismo nos encontramos el Capítulo II “De los robos”, integrados en los artículos 237 a 242 del Código Penal, que son:

Artículo 237 del Código Penal
Artículo 237 del Código Penal

En relación a este artículo 237 del Código Penal, los requisitos esenciales por la comisión del delito de robo,  la existencia de ánimo de lucro, y que en la sustracción se produzca violencia o intimidación, o que se emplee la fuerza en las cosas.

Artículo 238 del Código Penal
Artículo 238 del Código Penal

El artículo 238 del Código Penal recoge los elementos del delito de robo con fuerza en las cosas, que es desarrollado en un momento anterior de este artículo, recogiendo cuales son las circunstancias, que son:

  • 1.º Escalamiento.
  • 2.º Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  • 3.º Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  • 4.º Uso de llaves falsas.
  • 5.º Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.
Artículo 239 del Código Penal
Artículo 239 del Código Penal

Como ocurre en el artículo anterior, que viene desarrollado en un momento antes de este artículo, el artículo 239 del Código Penal, estableciendo como recoge este artículo que se entiende por llaves falsas, que son:

  • 1.º Las ganzúas u otros instrumentos análogos.
  • 2.º Las llaves legítimas perdidas por el propietario u obtenidas por un medio que constituya infracción penal.
  • 3.º Cualesquiera otras que no sean las destinadas por el propietario para abrir la cerradura violentada por el reo.
  • Aunque no aparece numerado, se incluye, en este artículo, las tarjetas, ya sean magnéticas o perforadas, los mandos o instrumentos de apertura a distancia.
Artículo 240 del Código Penal
Artículo 240 del Código Penal

Como se expresa en este artículo 240 del Código Penal, la pena correspondiente al delito de robo con fuerza en las cosas, incluyendo como agravación los requisitos del artículo 235 del Código Penal, que son los siguientes:

  • 1.º Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • 2.º Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.
  • 3.º Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, y se cause un quebranto grave a los mismos.
  • 4.º Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • 5.º Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeren perjuicios de especial consideración.
  • 6.º Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo, o aprovechando la producción de un accidente o la existencia de un riesgo o peligro general para la comunidad que haya debilitado la defensa del ofendido o facilitado la comisión impune del delito.
  • 7.º Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.
  • 8.º Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.
  • 9.º Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en este Título, siempre que sean de la misma naturaleza.

Este artículo viene desarrollado en el artículo del delito hurto.

Artículo 241 del Código Penal
Artículo 241 del Código Penal

Recoge este artículo 241 del Código Penal, una agravación del robo con fuerza en las cosas siempre que el hecho delictivo sea cometido en casa habitada, edificio o local abiertos al público, o en cualquiera de sus dependencias.

Este artículo recoge que se entiende por casa habitada:Todo albergue que constituya morada de una o más personas, aunque accidentalmente se encuentren ausentes de ella cuando el robo tenga lugar“.

No es el único concepto que se desarrolla, en este artículo, recogiendo que se consideran dependencias (de casa habitada o de edificio o local abiertos al público): “Entendiendo por tal sus patios, garajes y demás departamentos o sitios cercados y contiguos al edificio y en comunicación interior con él, y con el cual formen una unidad física“.

Y por último la inclusión en la comisión del delito de cualquier circunstancia del artículo 235 del Código Penal, establecerá su agravación.

Artículo 242 del Código Penal
Artículo 242 del Código Penal

Recoge este artículo 242 del Código Penal la comisión del delito de robo con violencia o intimidación, recogiendo como agravación que los hechos se produzcan en casa habitada edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias, si en la comisión se realiza con armas u otros medios igualmente peligrosos. En el último apartado del artículo se recoge la atenuación en atención a la menor entidad de la violencia o intimidación.

El tipo básico del delito de robo viene determinado por el artículo 237 del Código Penal, que recoge los siguientes elementos que son:

1.- Conducta típica: La conducta típica del delito consiste en la acción del sujeto activo de apoderarse, mediante violencia, intimidación o fuerza en las cosas de cosas muebles ajenas, así aparece recogido en el artículo “…se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren”.

Estableciendo una diferenciación en las conductas típicas del actor penal en el delito de robo, ya sea en el empleando fuerza en las cosas, o la violencia o intimidación, con independencia del momento que se emplee como recoge el artículo 237 del Código Penal.

  • Delito de robo con fuerza en las cosas

Como inciso los artículos 238 y 239 del código penal, vienen desarrollados al inicio de este artículo, que establecen las circunstancias o elementos necesarios para que concurra el delito de robo con fuerza en las cosas.

La Conducta típica viene reflejada en el artículo 240 del Código Penal, estableciendo este artículo la pena de prisión cuando se realice esta conducta.

Estableciendo un concepto claro, siempre que se tenga presente que la realización de alguna de las circunstancias de los artículos 238 y 239 del Código Penal, producen la conducta penada del delito de robo con fuerza en las cosas.

Circunstancias agravantes del delito de robo con fuerza en las cosas: La concurrencia de agravantes se hace visible en el mismo artículo 240 del Código Penal, que recoge que en el caso que concurra cualquiera de las circunstancias del artículo 235 del Código Penal se impondrá una pena de prisión superior.

Artículo 235 del Código Penal
Artículo 235 del Código Penal

Cada una de las circunstancias mencionadas en el artículo 235 del Código Penal, vienen desarrolladas y explicadas en el artículo del delito de hurto.

No es la única circunstancia agravante que recoge el Código Penal en relación al delito de robo, nuestro Código Penal incluye en su artículo 241 del Código Penal, el robo cometido en casa habitada edificio o local abiertos al público, o en cualquiera de sus dependencias.

Antes de entrar en el desarrollo del artículo 241, hay que hacer referencia y que es el propio artículo que recoge los diferentes conceptos de casa habitada y consideran dependencias de casa habitada o de edificio o local abiertos al público, que vienen recogidos en el apartado 2 y 3 de este artículo.

2. Se considera casa habitada todo albergue que constituya morada de una o más personas, aunque accidentalmente se encuentren ausentes de ella cuando el robo tenga lugar.

3. Se consideran dependencias de casa habitada o de edificio o local abiertos al público, sus patios, garajes y demás departamentos o sitios cercados y contiguos al edificio y en comunicación interior con él, y con el cual formen una unidad física“.

El artículo 241 del Código Penal, establece como conducta típica de la comisión del delito de robo, con fuerza en las cosas, que se produzca en casa habitada, edificio o local abiertos al público, o en cualquiera de sus dependencias, o que los hechos se hubieran cometido en un establecimiento abierto al público, o en cualquiera de sus dependencias, fuera de las horas de apertura.

Será de aplicación la agravación siempre que los elementos de este artículo 241, siempre que revistan especial gravedad, atendiendo a la forma de comisión del delito o a los perjuicios ocasionados y, cualquiera de los elementos que concurren en el artículo 235 del Código Penal.

El artículo 240 del Código Penal recoge el tipo básico del delito de robo con fuerza en las cosas, estableciendo como agravante del delito de robo con fuerza en las cosas lo dispuesto en el artículo 241 del Código Penal, el cometido en casa habitada, edificio o local abiertos al público, o en cualquiera de sus dependencias, y estableciendo una atenuación en la pena mínima, si los hechos se hubieran cometido en un establecimiento abierto al público, o en cualquiera de sus dependencias, fuera de las horas de apertura.

El artículo 241.4 del Código Penal, establece la misma circunstancia agravante que se recoge en el artículo 240.2 del Código Penal, entendiendo que si se realiza el robo en casa habitada o en cualquiera de sus dependencias, o si en vez de ser una casa habitada fuera un edificio o local abiertos al público cometiendo cualquiera de las circunstancias que se encuentran en el artículo 235 del Código Penal.

  • Delito robo con violencia o intimidación

La conducta típica del delito de robo con violencia o intimidación viene establecida en el artículo 242 del Código Penal, que establece como elementos de la conducta típica: “El culpable de robo con violencia o intimidación en las personas …”. Recoge este primer apartado, el tipo del delito de robo con violencia o intimidación, sin perjuicio de las penas que pudieran corresponder por la violencia o intimidación.

Como circunstancias agravantes de este artículo recoge el mismo artículo en su apartado segundo y tercero los agravantes:

  • Cuando el robo se cometa en casa habitada, edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias.
  • El delincuente hiciere uso de armas u otros medios igualmente peligrosos, en el delito de robo , con independencia que se produzcan al cometer el delito, para poder huir, así como la violencia o intimidación se realicen a quienes vayan al auxilio de la víctima o de las personas que les persiguiesen .

La primera circunstancia agravante, es decir, la que se encuentra en el artículo 242.2 del Código Penal, es la circunstancia ecléctica de los dos tipos del delito de robo, con fuerza en las cosas y el de violencia o intimidación.

En relación al artículo 242.3 del Código Penal, se entiende por las armas o medios empleados en la comisión o posterior huida en la comisión de un delito de robo, se entiende por arma, con independencia el tipo de arma, ya sea de fuego, blanca o de cualquier elemento contundente, aquel elemento que pudiera causar a la otra persona alguna lesión o que pudiera poner en peligro la salud o vida de la víctima.

Dentro del este artículo se recogen circunstancias agravantes, también se incluyen en el artículo 242.4 del Código Penal una circunstancia atenuante, se entenderá como atenuación del delito de robo con violencia o intimidación a la atención de la menor entidad de la violencia o intimidación ejercidas y valorando además las restantes circunstancias del hecho.

Entendiéndose como menor entidad de la violencia o intimidación, atender al hecho de la comisión y de los medios empleados, que no es lo mismo dar un tirón al bolso o mochila, que encañonar a alguien con una pistola para robarle.

¿Cuándo prescribe el delito de robo?

El delito de robo producirá la prescripción del delito a los cinco años, siempre que no concurran circunstancias que agraven la pena, como se recoge en el artículo 33 del Código Penal en relación con los artículos 131 y 132 del Código Penal en relación a los delitos con penas menos graves, es decir, aquellos que la pena de prisión es igual o menor a 5 años de prisión.

Se exceptúa lo dispuesto en el artículo 241. 4 del Código Penal, que entiende como pena de prisión de 2 a 6 años, establecido para el artículo 33 del Código Penal como pena grave, y de acuerdo a lo establecido a los artículos 131 y 132 del Código Penal la prescripción del delito será de 10 años.

Otro concepto es la prescripción de la pena, que habrá que atender la condena que haya recaído en sentencia, concurriendo lo establecido en los artículos 133 y 134 del Código Penal, estableciendo los mismos criterios que en el artículo 33 del Código Penal, si la pena es menos grave (igual o menos 5 años de prisión), la prescripción de la pena es de 5 años, y si fuera grave (más de 5 años de prisión), será de 10 años para la prescripción de la pena.

Otros datos de interés

En relación al término de casa y sus dependencias, como recoge el artículo 241. 2 del Código Penal:

2. Se considera casa habitada todo albergue que constituya morada de una o más personas, aunque accidentalmente se encuentren ausentes de ella cuando el robo tenga lugar”.

Nuestro ordenamiento jurídico da una gran protección a la casa habitada, así como sus dependencias, aunque sus moradores no se encuentren en ellas, así hace referencia el artículo 18. 2 de la Constitución Española, que dice:

2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito”.

Estableciendo dos opciones a la entrada y registro, la primera por resolución judicial que tiene que ser motivada en resolución judicial, y la segunda por consentimiento del titular o de las personas que residan allí.

Se incluye un tercer supuesto, aunque no aparezca recogido en el artículo 18.2 de la Constitución Española, que es el estado de necesidad, que viene definido por el artículo 21.5 del Código Penal, que dice:

El que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos:

  • Primero. Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar.
  • Segundo. Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.
  • Tercero. Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse.”

En el caso de que no concurran los tres requisitos, es de aplicación la eximente incompleta del artículo 22.1 del Código Penal o una simple atenuación, atendiendo al hecho y a las circunstancias del actor del delito.

Fuentes e información de interés del delito de robo:

5/5 (1 Review)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies