Perjuicio personal básico en accidentes de tráfico

La cuantía del perjuicio personal básico en un accidente de tráfico supone la primera fase en el cálculo de la correspondiente indemnización y la piedra angular del perjuicio particular y el perjuicio patrimonial. La complejidad del cálculo de una indemnización de tráfico radica en el correcto uso del baremo indemnizatorio y la determinación o acreditación, de las lesiones sufridas por el accidentado.

Si bien, las distintas revisiones del baremo de tráfico han logrado aclarar y simplificar un cálculo complejo y con repercusión directa en la vida de las personas, no podemos dejar de señalar que la determinación del perjuicio personal básico tras un accidente y posterior tratamiento rehabilitador sigue ofreciendo dudas tanto a accidentados como profesionales.

Esta indemnización básica tiene como objetivo compensar económicamente a todo accidentado, que una vez recuperado (al término del proceso de curación) presente deficiencias permanentes en su salud como consecuencia del siniestro sufrido.

Estas secuelas deberán objetivarse mediante la correspondiente pericial médica que determinará el grado y alcance de la lesión y su encuadre dentro del baremo indemnizatorio.

La determinación de la gravedad e intensidad de las secuelas

El perjuicio personal básico en los accidentes de tráfico
El perjuicio personal básico en los accidentes de tráfico

La determinación de la gravedad e intensidad de las secuelas sufridas tras un accidente de tráfico es el primer paso para el cálculo de la indemnización correspondiente.

El artículo 96 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor (en adelante LRCSCVM) regula dicha determinación del perjuicio personal básico, obligando a acudir al baremo médico para ello.

LE ASESORAMOS EN SU RECLAMACIÓN
RELLENE SUS DATOS Y LE CONTACTAREMOS PARA INFORMARLE DE TODO

Este baremo médico, comúnmente conocido como baremo de tráfico, contiene la relación de secuelas psicofísicas, orgánicas y sensoriales (que incluye también un apartado dedicado al “perjuicio estético”) que son susceptibles de indemnización una vez estabilizadas las lesiones y acreditada su gravedad.

Dicho baremo de tráfico pretende la objetivación exhaustiva de la lesión mediante la clasificación, descripción y medición de las secuelas del accidente de tráfico. Podemos encontrar dicho baremo médico en la tabla 2.A.1 a la que nos remitimos haciendo click más abajo en el apartado “fuentes e información de interés”.

La medición de las secuelas sufridas en virtud del artículo 96.2 y 3 de la LRCSCVM

Aplicación del baremo médico en el perjuicio personal básico
Aplicación del baremo médico en el perjuicio personal básico

La medición de las secuelas sufridas y la determinación objetiva de la lesión por accidente de tráfico se realiza mediante un sistema de puntos. Este sistema de puntos para determinar perjuicio personal básico se ha reconocido como el más efectivo de los sistemas y opera tanto en nuestro país como en el sistema indemnizatorio del entorno europeo.

Este sistema de puntos varía según la intensidad de la lesión con un máximo de 100 puntos para el perjuicio psicofísico, orgánico o sensorial y hasta los 50 puntos de secuela cuando de perjuicio estético se trata. Es evidente que las más altas puntuaciones corresponde a secuelas muy graves y que merecen un tratamiento más pormenorizado.

Los criterios sobre la gravedad de la lesión sufrida no tienen en cuenta factores como la edad, el impacto real de la secuela en la vida del accidentado u otras circunstancias. La intención del legislador en este caso busca objetivar la lesión y determinar la permanencia de la misma.

Es importante señalar en la medición de las secuelas sufridas, que de no encontrarse la dolencia padecida por el accidentado en la tabla 2.A.1 del baremo médico de tráfico, deberá acudirse a la analogía para la determinación correcta de los puntos de secuela el perjuicio personal básico.

Cálculo de la indemnización por el perjuicio personal básico en un accidente de tráfico

Cálculo de la indemnización por el perjuicio personal básico en un accidente de tráfico
Cálculo de la indemnización por el perjuicio personal básico en un accidente de tráfico

Una vez determinados los puntos de secuela en base al baremo médico (tabla 2.A.1) debemos acudir al baremo económico (tabla 2.A.2) para calcular la indemnización por perjuicio personal básico que le corresponderá al accidentado con secuelas físicas.

Este baremo económico determina el valor económico de las secuelas, más el daño moral que pudiera sufrir la persona que aún habiéndose recuperado de sus lesiones pueda padecer una cronificación del daño sufrido.

Es importante que la indemnización por perjuicio personal básico en un accidente de tráfico es inversamente proporcional a la edad de accidentado. Aunque existe cierta controversia sobre este aspecto, no es este breve estudio el lugar de debate sobre ello.

El cálculo de la indemnización por perjuicio personal básico se realizará en base a las dos tablas mencionadas y deberá contener dos apartados (nuestra jurisprudencia ha determinado la necesidad de valorar separadamente ambos apartados según la STS 974/2016):

A .- El apartado correspondiente a las secuelas psicofísicas, orgánicas y sensoriales.

B .- El apartado correspondiente al perjuicio estético.

Aunque el cálculo es sencillo, la clave en una indemnización por perjuicio personal básico es contar con la correcta acreditación de las lesiones que se pretende indemnizar. La pericial médica es fundamental como acreditación objetiva y experta de la lesión sufrida.

¿Cómo calcular la indemnización por perjuicio personal básico cuando existen pluralidad de secuelas? La fórmula de Balthazard

Calcular la indemnización por perjuicio personal básico en un accidente de tráfico con una sola secuela, es lo que se define “un caso de laboratorio”. A nadie se le escapa que en el caso de accidentes de tráfico las lesiones suelen producir pluralidad de secuelas como latigazo cervical, abrasiones cutáneas o roturas de extremidades.

La dificultad en el cálculo del perjuicio personal básico reside en la correcta valoración en los casos en los que existen pluralidad de suelas que deben ser indemnizadas correctamente con la aplicación, en su caso de la llamada fórmula de Balthazard.

En esta clase de situaciones, el primer paso para realizar el cálculo de la indemnización, será categorizar las secuelas en tres aparatados bien definidos por la práctica forense y por nuestros tribunales. La categorización de estas secuelas es la siguiente:

A.- Secuelas concurrentes: se consideran secuelas concurrentes aquellas producidas como consecuencia del accidente de tráfico, pero que son independientes unas de otras. Para su correcta determinación se aplicará la fórmula de Balthazard, cuyo objetivo es determinar el impacto real de las secuelas en la vida del accidentado. La aplicación de la fórmula de Balthazard en la determinación de las secuelas concurrentes es imperativa y de obligada aplicación al ser reconocida en el artículo 98 de LRCSCVM.

La fórmula de Balthazard  -> [[(100 – M) x m]/100] + M = Puntos de Secuela*.

M-> Puntuación de mayor valor.

m-> Puntuación de menor valor.

*En caso de que el resultado contenga decimales, se deberá realizar un redondeo a la unidad más alta.

Una vez conocemos los puntos de secuela concretos tras la aplicación de la fórmula correctora, deberemos acudir a la tabla del baremo económico (tabla 2.A.2) fijándonos en la edad del accidentado.

B.- Secuelas interrogativas: son aquellas secuelas concurrentes que derivan del accidente y producen una agravación del conjunto de las secuelas. Esta clase de secuelas viene a determinarse en función de la fórmula de Balthazard, con un incremento del 10% según señala el LRCSCVM y con un límite máximo de 100 puntos de secuela por perjuicio personal básico.

C.- Secuelas agravatorias de estado previo: como su propio nombre indica, las secuelas agravatorias de estado previo valoran la agravación de una patología anterior que el accidentado ya sufría con anterioridad al accidente de tráfico.

Esta clase de secuelas es la que mayor litigiosidad mantiene en nuestros tribunales. Es muy importante que estas secuelas agravatorias de estado previo se encuentren perfectamente acreditadas dado que el sistema indemnizatorio les otorga puntos de secuela como una secuela concurrente si está prevista en el baremo médico.

En cualquier caso, el cálculo de una indemnización por accidente de tráfico ofrece muchas dudas a cualquier persona, por lo que es recomendable estar debidamente asesorado por un equipo de abogados expertos en reclamaciones por accidente que se ocupen de todo mientras usted se recupera de las lesiones sufridas.

Fuentes e información de interés sobre el perjuicio personal básico en accidentes de tráfico:

5/5 (1 Review)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies