La prescripción de la pena: ¿qué plazos tiene?

La prescripción de la pena, aunque no tan frecuente en nuestro sistema penal como la prescripción del delito, opera sobre las sentencias firmes dictadas por Juzgados y Tribunales. Si bien es cierto que, la prescripción es un concepto jurídico de complicada explicación para el gran público, en Ius & Lex su existencia y aplicación se basan en la seguridad jurídica y en la necesidad de que el justiciable conserve ciertos Derechos Fundamentales.

Nuestro Código Penal reconoce esta figura en sus artículos 130.7, 133 y 134, su aplicación no es siempre sencilla, por lo que conocer a fondo la figura, puede ayudar tanto al abogado penalista como a la persona que sea objeto de este tipo de prescripción.

En el presente artículo vamos a ver, de manera sencilla, cómo la prescripción de la pena se encuentra fundamentada, los plazos que debemos tener en cuenta para la prescripción y como esos plazos han sido determinados por nuestro Tribunal Supremo y aquellas penas que nuestro legislador ha determinado imprescriptibles.

Si no conoces la diferencia entre prescripción del delito y prescripción de la pena, no dudes en consultar nuestro artículo sobre la prescripción del delito, sus plazos y su fundamentación jurídica.

La prescripción de la pena: ¿por qué existe y bajo qué circunstancias opera?

La fundamentación sobre la prescripción de la pena tiene una doble vertiente, en primer lugar la doctrinal y en segundo lugar la jurisprudencial. Por economía, vamos dar una pequeña pincelada sobre las razones que nuestra jurisprudencia ha reconocido para aplicar este tipo de prescripción.

La prescripción de la pena: ¿por qué existe y bajo qué circunstancias opera?
La prescripción de la pena: ¿por qué existe y bajo qué circunstancias opera?

Nuestro Tribunal Supremo (STS de 23 de mayo de 2001) ha encuadrado la prescripción de la pena, dentro de las necesarias razones materiales encuadradas dentro del paso del tiempo y en ningún caso debe etiquetarse dentro de las razones procesales o propias del proceso penal.

Esta postura ha sido ratificada en varias ocasiones por nuestro Tribunal Constitucional (sentencias del Tribunal Constitucional 12/2016 y anteriormente en la sentencia 63/2015 entre otras). A diferencia de la prescripción del delito, en este caso la renuncia no opera sobre el ius puniendi, sino sobre la renuncia a la ejecución tardía de la pena.

Los plazos en la prescripción de la pena: ¿qué plazos existen? ¿cómo debemos calcularlos para saber si una pena está prescrita?

Aquí tenemos la gran pregunta: ¿qué plazos tiene la prescripción de la pena? y ¿cómo se deben aplicar para fijar un pena prescrita?. Vamos a resolver esta cuestión, desde el punto de vista de nuestro Código Penal y desde aquellas “puntualizaciones” que la jurisprudencia ha determinado.

Los plazos sobre la prescripción de la pena se encuentran determinados en nuestro Código Penal en su artículo 133.1 y debemos acudir a él en primer lugar para, después de analizar varias circunstancias, verificar el plazo real aplicable a la pena. Estos son los plazos en las prescripciones de penas:

Plazos en la prescripción de la pena
Plazos en la prescripción de la pena

Como podemos ver, el artículo 133.1 del CP, no enumera los supuestos para los que la pena prescribe, utilizando como “baremo” el paso del tiempo. Dicho lo anterior, estos plazos se enmarcan dentro de aquellos supuestos en los que existe una sentencia firme (este punto es muy importante y lo veremos con detenimiento más adelante).

Las penas prescribirán, una vez exista sentencia firme:

a-. Para las penas de prisión de más de 20 años, a los 30 años.

b.- Para las penas de prisión de entre 15 y 20 años, a los 25 años.

c.- Para las penal de prisión de entre 10 y 15 años, a los 20 años.

d.- Para las penas de prisión de entre 5 y 10 años, a los 15 años.

Teniendo en cuenta la previsión legal general, el legislador ha determinado también los siguientes plazos en la prescripción de las penas:

a-. A los 10 años prescribirán las restantes penas graves.

b-. A los 5 años prescribirán las penas menos graves.

c-. Al año deberán prescribir las penas leves.

Como podemos ver, la previsión legal respecto de la prescripción de la pena parece sencilla y podría serlo siempre que se cumpla el requisito de la imposición de sentencia firme y que exista una única pena en dicha sentencia. La complicación, que deberá resolver un abogado penalista, será aquella que existe cuando la sentencia firme determina varias penas.

Algunas precisiones sobre la prescripción de la pena en nuestro sistema penal

En muchas ocasiones se nos pregunta qué plazo de prescripción tiene un delito concreto (en relación a la pena). Los abogados penalistas siempre nos vemos obligados a responder con cierta imprecisión, cuando no existe una sentencia firme que imponga una pena. En el procedimiento penal orbitan innumerables sucesos y garantías para el justiciable, desde la fase de instrucción hasta la sentencia firme.

Algunas precisiones sobre la prescripción de la pena en nuestro sistema penal
Algunas precisiones sobre la prescripción de la pena en nuestro sistema penal

Esto provoca que, los casos de “laboratorio” perfectos y que ofrecerían un respuesta rápida, no existan. Siempre debemos partir de la sentencia dictada por un Juzgado o Tribunal, para poder dar una respuesta real y ajustada a Derecho.

Un claro ejemplo es la determinación del plazo de prescripción de una pena. En estos casos es muy importante saber que, dicho plazo, se determina por el tipo de pena (pena grave, pena menos grave o pena leve) y no por el delito que origina la pena. Este concepto puede ser complicado y ahí es donde el abogado penalista, debe conocer en profundidad nuestro sistema penal.

En el transcurso de un procedimiento penal, es posible que un delito leve tenga como consecuencia una pena menos grave (un grado más respecto de lo que el Código Penal asigne por norma a ese delito concreto) y que el plazo de prescripción de la pena, sea el que opera para la pena impuesta y no según el delito.

Esto refuerza la teoría y la práctica penal diaria, es complicado calcular la prescripción de la pena sin la debida sentencia firme. Cualquier cálculo sin la misma será completamente inútil.

¿Cómo se fija el plazo de prescripción de la pena? ¿desde qué momento debemos computar los plazos en este tipo de prescripción?

Hecha la precisión de que la determinación de prescripción de la pena puede ser complicada, una vez partimos de la sentencia firme, debemos conocer cómo se fija el plazo de prescripción de la pena y cómo computar dichos plazos.

Como hemos señalado anteriormente, la base para la fijación de dicho plazo ha sido determinada por nuestro Tribunal Supremo que ha arrojado luz sobre un asunto. La postura en este caso no es controvertida como en el caso de la prescripción del delito.

¿Cómo se fija el plazo de prescripción de la pena? ¿desde qué momento debemos computar los plazos en este tipo de prescripción?
¿Cómo se fija el plazo de prescripción de la pena? ¿desde qué momento debemos computar los plazos en este tipo de prescripción?

La jurisprudencia del Tribunal Supremo determina que debemos estar a la pena impuesta por sentencia firme en todo caso y no la prevista en nuestro Código Penal para el delito concreto. Algunos ejemplos que justifican esta visión son por ejemplo:

a-. Aquellos casos en los que existe un indulto parcial de la pena impuesta: en esta situación, no tendría ningún sentido que la prescripción de la pena opere en el marco temporal impuesto por la pena reflejada en el Código Penal.

b.-Aquellos casos en los que la persona cumple parte de la pena y realiza un quebrantamiento de condena: sería inoperante no tener en cuenta el tiempo de cumplimiento de la pena que el reo sí ha cumplido.

Visto lo anterior, es el momento de resolver la pregunta: ¿desde cuándo se inicia el cómputo de la prescripción de la pena? Dicho cómputo, en virtud del artículo 134.1 del Código Penal, debe iniciarse en la fecha en la que se dicta sentencia firme. Para los casos en los que no se cumpla ni un tramo de la pena (quebrantamiento de condena) desde el momento en que se quebrantó.

Sin duda, aunque pueda parecer extraño, este tipo de prescripción puede darse. Este artículo ha procurado dar respuesta a las cuestiones más habituales que se nos plantean en el día a día a los abogados penalistas de Ius & Lex, pero si tiene alguna pregunta concreta, no dude en enviarnos un formulario de contacto o dejar un comentario.

Referencias y fuentes de interés:

 

5/5 (1 Review)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies