Reclamar tarjeta revolving BBVA

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA es una realidad, siempre que se den los requisitos de la usura dentro de los intereses aplicables, esto es posible gracias a las múltiples Sentencias de los órganos jurisdiccionales, en especial la Sentencia del Tribunal del Supremo en 2015. Desde Ius & Lex hemos realizado esta guía, para conocer si es un afectado por estas tarjetas, y las opciones que tiene para reclamar la tarjeta revolving de BBVA.

Antes de continuar con el desarrollo de este artículo, hay que mencionar que BBVA es una de las mayores entidades financieras de España, tras la crisis muchas Cajas Bancarias y Entidades Financieras desaparecieron, siendo adquiridos sus productos por las que sobrevivieron, pudiendo las entidades desaparecidas ofertar estas tarjetas, teniendo que ir contra la entidad que haya adquirido estos productos o a la entidad entera, por ser sucesora en derechos y obligaciones.

La redacción de este texto va a la gente que contrato estas tarjetas, para que conozcan si son o no afectados, y lo más importante, conocer como reclamar la tarjeta revolving a BBVA, así como realizar reclamación extrajudicial y, llegado el caso, la reclamación judicial.

Reclamar la tarjeta revolving BBVA ¿Puedo ser un afectado?

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA es sencillo, siempre que sea asesorado por especialistas en reclamaciones bancarias, antes iniciar cualquier reclamación, hay que conocer si hemos sido afectados por estas tarjetas. No todas las tarjetas que actualmente se ofertan son reclamables. Para conocer la viabilidad de la reclamación habrá que irse al contrato.

En el contrato encontraremos como elementos esenciales, la cantidad solicitada, el periodo de pago y, el más importante, el interés aplicable o T.A.E., tomando como referencia el porcentaje que nos da el contrato, tendremos que ir a las tablas del Banco de España, si el contrato se realizo con anterioridad de 2018, habrá que irse a las tablas de créditos al consumo de 1 a 3 años, y si el contrato se firmo con posterioridad al 2018, el Banco de España establece una tabla propia para estas tarjetas. Si el T.A.E. es más del doble del porcentaje que aparece en la tabla, es usurario y por tanto reclamable.

En algunas ocasiones, puede que no tengamos en nuestro poder el contrato, por lo que no podremos saber que T.A.E. se le aplica al crédito que hemos solicitado, teniendo que solicitarlo a la entidad, que en el plazo de 10 a 15 días suelen entregarlos. No es el único documento necesario, para reclamar la tarjeta revolving de BBVA necesitamos la siguiente documentación:

  • El contrato de adquisición de la tarjeta.
  • Los extractos bancarios de la tarjeta.
  • El cuadro de amortización.

Si no tenemos el contrato, existen ciertos indicios que nos dan a entender que tenemos contratados estos productos, basándose en los movimientos de la tarjeta, que vienen reflejado la deuda que tenemos por la tarjeta, y viendo que aunque paguemos lo acordado no se reduce la deuda de manera proporcionada a lo pagado.

En algunas ocasiones, las entidades publican en sus páginas las condiciones generales de los productos que están ofertando, viniendo recogidos la aplicación del T.A.E. para los productos, aunque vienen recogidos sólo en relación al año en curso, no a los anteriores, ni ofertas antiguas.

El cuadro de amortización, aunque si no tenemos el contrato, es difícil tener el cuadro de amortización que viene de manera muy escueta y de difícil interpretación lo que pagamos y lo que se nos reduce la deuda.

Por eso para reclamar la tarjeta revolving de BBVA, o la de cualquier entidad, necesitamos tener el contrato, para poder realizar la reclamación, así como el resto de la documentación, si carecemos del resto, se podrá solicitar con la reclamación extrajudicial.

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA ¿Qué puedo reclamar?

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA, una vez que conozcamos que podemos reclamar, hay que saber el qué podemos reclamar, lo que podemos reclamar de estas tarjetas, es la nulidad del interés aplicable al crédito, esto produce las siguientes consecuencias, el carácter retroactivo de la nulidad, es decir, que los intereses aplicables desde el inicio del contrato son nulos. Al ser nulo los intereses, no tenemos que pagarlos, sólo obligándonos a pagar el principal, obligando a la entidad a devolvernos lo que hayamos pagado de más y los intereses.

Para poder restituir nuestros derechos, tendremos que reclamar la tarjeta revolving de BBVA, teniendo que iniciar el camino, con la reclamación extrajudicial y, llegado el caso, la reclamación judicial.

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA ¿Cómo hacer la reclamación?

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA, como toda reclamación bancaria, exige unos pasos para admitirse en vía judicial. Los pasos son los siguientes:

A).- Realizar un estudio previo de la viabilidad de la reclamación, así como recopilar la documentación necesaria, para iniciarla (Contrato, extractos bancarios, cuadro de amortización).

B).- Elaborar la reclamación extrajudicial (Solicitando la retirada de los intereses usurarios, y la devolución de las cantidades pagadas de más, en lo casos que no tengamos toda la documentación, salvo el contrato, solicitarlo en la reclamación).

C).- La entidad tiene un plazo máximo de dos meses para contestar a la reclamación, antes de este plazo puede contestar, aceptando todo o en parte, o negándose a aceptar la reclamación.

D).- Si la entidad no contesta, se niega o acepta parcialmente, lo único que queda por hacer es iniciar la reclamación en vía judicial.

En la realización de estos pasos es recomendable contar con expertos en la materia, para realizar los pasos correctamente y justificar la reclamación extrajudicial de acuerdo a lo establecido en la ley y la jurisprudencia, para reclamar la tarjeta revolving de BBVA, y de cualquier otro producto, es necesario, realizar previamente la vía extrajudicial para poder después reclamar en la vía judicial.

Antes de continuar con el desarrollo del artículo, es recomendable conocer qué es una tarjeta revoling, que recogemos a continuación.

¿Qué es una tarjeta revolving?

La definición más clara de una tarjeta revolving, es la solicitud a la entidad bancaria de un crédito que viene aparejada con una tarjeta, facilitando al consumidor el pago aplazado de las compras, el plazo puede ir desde los 3 meses hasta los 36 meses, y como manera de financiación se incluyen intereses en estos préstamos al consumo.

Para conocer que tarjetas se pueden reclamar, tendremos que ir al interés aplicable al caso, y acudir a las tablas publicadas en el Banco de España, si la tarjeta revolving fue contratada con anterioridad al 2018, habrá que acudir a las tablas que publican en relación a los préstamos al consumo de 1 a 3 años, si es a partir de 2018 estas tarjetas tienen intereses propios, y en cualquiera de los casos los intereses aplicables fueran el doble de lo que aparece recogido en las tablas, es lo que se conoce como interés usurario, y podríamos reclamar estas tarjetas. Y es lo que se conoce actualmente como tarjeta revolving.

¿Clases de tarjetas revolving otorga BBVA?

Existen una gran variedad de tarjetas revolving de diferentes entidades, pero eso no significa que todas ellas sean reclamables. Si las tarjetas son de BBVA o de cualquier otra entidad que haya adquirido BBVA la reclamación tendrá que ir dirigida a esta, ya sea por ser el titular del producto ofertado o ser sucesor en derechos y obligaciones.

Como mera clasificación a los efectos de representación establecemos las siguientes tarjetas:

  • La Tarjeta Después BBVA: El crédito será acordado por las partes. Estableciendo esta tarjeta como tarjeta de crédito y tarjeta de débito, y estableciendo que el pago puede ser total o a plazos, pudiendo pagar desde 7 hasta 36 cuotas mensuales, con un TIN anual del 18 %, TAE desde 19,56 % aplicable a la cantidad pendiente de pago.
  • La Tarjeta Repsol más Visa Crédito BBVA: Estableciendo los mismos criterios que en la Tarjeta Después BBVA.
  • La Tarjeta Motor+ Crédito BBVA: Acordando el crédito entre las partes, estableciendo el pago según las siguientes modalidades, Pago aplazado: 12 % TIN, desde 12,68 % TAE. Pago personalizado: de 7 a 36 cuotas con un TIN anual de un 18 %; desde 19,56 % TAE.
  • La Tarjeta Viajes+: Estableciendo como límite de crédito de 1.500 €, se establece como TIN: 17,52 % anual y la TAE resultante será del 23,47 %.
  • La Tarjeta Iberia Classic: El límite de crédito es de 1.500 € con una TIN del 17,52 % anual y la TAE resultante será del 25,31 %.
  • La Tarjeta Ibera Icon: El límite de crédito es de unos 3.000 € y la TIN 17,52 % anual y la TAE resultante será del 25,52%.
  • La Tarjeta Dorada Renfe: Estableciendo como límite de crédito 1.500 €, y una TIN anual de 17,52 % y una TAE resultante del 25,41 %.
  • La Tarjeta Después Blue: Estableciendo como límite de crédito 1.500 €, y una TIN anual de 17,52 % y una TAE resultante del 22,59 %.
  • La Tarjeta a Tu Ritmo BBVA: Estableciendo como límite de crédito 1.500 €, y una TIN anual de 15 % y una TAE resultante del 18,89 %.

La realización de estos contratos de tarjetas, pueden variar según la entidad con la que se hayan firmado y  hayan sido absorbidas por BBVA, así como el año que se haya contratado atendiendo a las ofertas que se hayan podido establecer. En Ius & Lex abogados, le realizaremos un estudio previo para ver la viabilidad de la reclamación.

¿Qué complicaciones puede poner BBVA al reclamar su tarjeta revolving?

Toda reclamación supone una complicación, estas comienzan por la recopilación de la documentación, ya que es necesaria para iniciar la reclamación, que es la siguiente:

  • El contrato de adquisición del crédito.
  • El cuadro de amortización.
  • Los extractos de la tarjeta revolving.

Si no tenemos en nuestro poder la documentación, habrá que solicitarla a la entidad, que dependiendo de la sucursal podemos tener más o menos suerte, con que nos faciliten los documentos llegando a tardar unos 10 a 15 días, teniendo suerte, en el peor de los casos la entidad puede dilatar la entrega de los documentos, haciendo que podamos desistir de la reclamación. Teniendo que solicitar la documentación mediante burofax, siempre que la entidad no nos la haya facilitado.

Tras tener en nuestro poder el contrato que se firmó con la entidad, habrá que realizar un estudio sobre si existe la usura en el contrato, siendo positiva, habrá que iniciar los trámites para reclamar la tarjeta revolving a BBVA. Realizando la reclamación extrajudicial, una vez acabada habrá de presentarse a la entidad bancaria, pudiendo surgir aquí la siguiente complicación, las formas de entregar las reclamaciones extrajudiciales son las siguientes:

  • Presentando la reclamación en una sucursal de la entidad.
  • La entidad facilita correos o puntos de entrega para las reclamaciones.
  • Presentar la reclamación extrajudicial mediante carta certificada o Burofax.

La mejor forma de proceder, según nuestra opinión y experiencia, para presentar la reclamación extrajudicial, consiste en los siguiente: Acudir a la sucursal a presentar la reclamación extrajudicial, salvo excepciones, recogen la copia de la reclamación y sellan otra, para que tenga certificado de haber presentado la reclamación, en el caso que no la recojan, presentar la reclamación vía Burofax. Desde este despacho desaconsejamos enviar la reclamación a través de los correos facilitados, ya que no nos dan justificante de presentación, teniendo que esperar a la contestación, para que se de por presentada la reclamación.

Toda reclamación bancaria supone un riesgo, y reclamar la tarjeta revolving a BBVA no es una excepción, teniendo que conocer los pasos para realizar correctamente la reclamación, y lo más importante, saber sortear toda dificultad que nos pueda poner la entidad.

¿Qué efectos tiene conseguir la nulidad de la tarjeta revolving de BBVA?

Los efectos que produce la nulidad de la tarjeta revolving de BBVA, simple y llanamente consisten en retirar de nuestro contrato los intereses aplicables, y como consecuencia de ello, recuperar el dinero que hayamos pagado de más a la entidad, con los intereses de los mismos.

Para obtener la nulidad, hay que reclamar la tarjeta revolving de BBVA, previamente iniciando la reclamación extrajudicial, que la propia entidad, una vez recibida, acepte lo que se solicita. En el caso de que se nieguen en la reclamación, sólo nos quedará iniciar la reclamación judicial, en este caso el juez establecerá la nulidad del contrato, y obligará mediante resolución judicial a cumplir lo que podrían haber realizado voluntariamente.

Reclamar la tarjeta revolving de BBVA, consiste en un estudio previo, realizar una reclamación extrajudicial y, llegado el caso, una reclamación judicial, en todos estos pasos, es bueno y necesario contar con abogados especialistas en Ius & Lex nos encargaremos de esto, así como resolver las dudas que puedan ir surgiendo.

Fuentes e información de interés sobre como reclamar la tarjeta revolving de BBVA:

0/5 (0 Reviews)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies